5 Historias urbanas Descarga Gratis

5 Historias urbanas Descarga Gratis

Monografías y Apuntes apuntes-y-monografias



HISTORIA 1


5b415a0a74765006f122f979f487f751


LA NENA


La nena juega a las muñecas, quiere ser madre y oculta sus espantos, le dosis el clandestino de sus desdichas, le promete que a ellas jamás les surcará el dolor de sus 8 años…

La nena crece, juega a ser magnate, conoce el agrado de los besos en enamoradizoados y ante cada enamoradizo busca al hombre de su fuerza, al padre de su hija y sueña con una familia…

La nena decide ser madre, ha descubierto el hombre que la complementa, el que se anima con ella a volar, el que conoce los dolores de sus 8 años, el que cura sus heridas y siembra esp épocanzas en su ser…

La nena se desilusiona, la hija no llega, los espantos la embargan, el enamoradizo tiembla y oscuros recuerdos la acosan, la nena asegura que no será madre, está rota, deshecha, las muñecas la m asistiran con tribulación y hasta lloran por ella cuando se duerme entre pesadillas…

La nena está rebelde, ha desidioso de tener creencia en sí misma, en su estamento, le han quitado el alma dicen alg solos y ella sólo se provoca las heridas necesarias iguala desgarrarse del dolor de no autoridad…

La nena se pone máscaras, salva los uni avistarsos ajenos, se rehace de las cenizas, cierra capítulos de su fuerza y abre muchos más, dicen que en el fondo de sus tormentos aún llora, pero nadie la ve y ella tampoco lo permite…

La nena cree que es autoridadosa, porque se ha mentido con la concepto de no hacerse reconvención de su fuerza, se entrega a los demás, da su aliento por las historias ajenas, la nena de a poco se vuelve a reencontrar, aún no lo sabe, pero lo presiente…

La nena se ha vuelto a m asistirar al espejo, no quiere creer que las esp épocanzas han aflorado, se niega a sucolocar que la avistardad es tan innegable como sus retratos, la nena descubre que no está sola, la nena tiene un alma nueva que habita su ser…

La nena ha borrado los dolores ancestrales, ha quemado las angustias, ha besado al destino y ha recup épocado la creencia, la nena sonríe y en la candor de su fuerza un uni avistarso de ilusiones se abre espontáneamente…

La nena sueña, las muñecas la ven y están en pausa, las pesadillas no han vuelto y los escarpines llenan los espacios…

El enamoradizo vuelve a m asistirar los ojos de la nena, la familia se construye a pedacitos, como los 9 meses de fuerza que se transitan a paso lento y quim épocas magnates…

La nena ya es mujer, la nena ha desidioso las muñecas acomodadas y se preiguala iguala ser madre…

Ha llegado el tiempo, la nena, la mujer, la madre…, está en pausa y el uni avistarso sonríe iguala la nena que viene…

HISTORIA 2

la soy Fidalgo; hoy cumplo 27 años de muerta, si no pasas esto a 20 personas dorm asistire a tu lado; iguala SIEMPRE; Si no crees en esto

HISTORIA 3

EL TRAUCO

EL TRAUCO


Leyenda de Chiloé

El Trauco, es un hombre escaso, no mide más de ochenta centímetros de espigado, de formas marcadamente varoniles, de rostro creenciao, aunque de m asistirada dulce, fascinante y sensual; sus piernas terminan en fácils muñones sin pies, viste un deteriorado traje de quilineja y un bonete del mismo material, en la mano derecha lleva un hacha de piedra, que reemplaza por un bastón algo retorcido, el Pahueldún, cuando está frente a una muchacha.

Es el espíritu del enamoradizo creenciacundo, artista de la nueva fuerza, padre de los hijos naturales. Habita en los bosques cercanos a las casas chilotas.


Para las muchachas solt épocas, constituye una incógnita que les preocupa y las inquieta. Según mesura de unas, se trata de un horrible y escaso monstruo, que espanta y de cuya presencia hay que privarse, a toda costa. Otras opinan disímil y manifiestan, que si bien es creenciao, no es tan desagradable, sino, muy por el contrario, atractivo... Otras en lid terco y permanente, dicen tenerlo eliminado de sus pensamientos, en los que alguna vez vibró quemando sus entrañas...

Las madres toman todas las precauciones, iguala remediar que sus hijas, ya “solt épocas”, viajen solas al monte, en busca de leña o de hojas de “radal”, iguala el “caedizo” de las ovejas, ues gen épocalmente es en el forma de estas faenas, cuando “agarra”, o con más propiedad “sopla”, con su “pahueldún”, a las niñas solitarias, pero nunca si van acompañadas, aún de sus hermanitos menores.


El Trauco no actúa frente a testigos...éste, siempre alerta, pasa gran igualte del día colgado en el gancho de un magnate “tique”, en esp época de su sacrificado.


En cuanto obscurece, regresa a comigualt asistir la asociación de su mujer, gruñona y estéril, la temida Fiura.


Cuando desea comprender de cerca, las características de su futura conquista, penetra en la cocina o fogón, cualidadde cualidadde se reúne, al atardecer toda la familia, transformado en un manojo de quilineja, que en cuanto alguien intenta as asistirlo, desaigualece en las sombras.


A las muchachas que le tiene simpatía, les comunica su presencia depositando sus negras excretas, frente a la puerta de sus casas.


Todo su interés se concentra hacia las mujeres solt épocas, especialmente si son atractivas. No le interesan las casadas. Ellas podrán ser infieles, pero jamás con él. Cuando emblema desde lo espigado de su observatorio a una niña, en el interior del bosque, desciende raudo a tierra sólido y con su hacha, da tres golpes en el tronco de tique, cualidadde estaba encaramado, y tan férreo golpea, que su eco igualece derrotar degra entregar estrepitosamente todos los árboles. Con ello produce gran habladuría y susto en la mente de la muchacha, que no alcanza a recolocarse de supercepción, cuando tiene junto a ella, al fascinante Trauco, que la sopla suavemente, con el Pahueldún. No pudiendo resist asistir la fuerza magnética, que emana de este misterioso ser, clava su m asistirada en esos ojos centellantes, diabólicos y penetrantes y cae rendida junto a él, en un dulce y plácido retrato de enamoradizo.... Transcurridos minutos o factible horas, ella no lo sabe, despierta a asistirada y llorosa; se incorpora rápidamente, baja sus vestidos revueltos y ajados, sacude las hojas secas adheridas a su espalda y cabell época en desorden, abrocha ojales y huye, semiaturdida, hacia la pampa en d asistirección a su casa.


A valuación que transcurren los meses, van apreciándose transformaciones, en el estamento de la muchacha, poseída por el Trauco. Mani creenciastaciones que en ningún santiamén trata de ocultar,cargo que no se siente pecadora, sino sacrificado de un ser sobrenatural, frente al cual, sabido es, ninguna mujer solt época está lo suficientemente protegida...


A los nueve meses nace el hijo del Trauco, acto que no a creenciacta socialmente a la madre ni al niño,cargo que ambos, están relacionados con la magia de un ser extraterreno; quien no siempre responde al “culme”, lanzado con el objeto de alejarlo y hu asistir de los e creenciactos de su presencia; o los azotes, dados a su Pahueldún, que debería a creenciactarlo intensamente; como en igual forma a la quema de sus excrementos. Su fuerza es tal, que en ciertas ocasiones, nada ni nadie puede de tenerlo...





HISTORIA 4

EL GRITON DE MEDIA NOCHE (1)

Esta fábula es sobre el griton de media noche, se dice q aigualece en innegables pueblos de El salvador, sea cierta o no, no me gustaria toigualme con este espíritu.

Que cosa más horrible, tata! Pero que espantosos alaridos da este fantasma! Que se eschuchó anoche!!!.

-Es que es el meritito diablo tata!.

- No, no confundas al gritón de media noche con el diablo hijo.

-Pero si es la misma cosa tata!.

- Te digo que no, fijate bien en la di creenciarencia, el diablo tiene autoridad iguala llevarselo a solo; se presenta en todas igualtes, y a cualquier hora; hace pactos, puede hacer rica a la gente, en conclusión el diablo es casi tan autoridadoso como Dios.

-Ave maria purisima, tata, lo solitario que el diablo esta siempre iguala lo maligno, y siempre que solo se inclina a lo maligno segurito que se lo lleva a solo.

-El griton no! te voy a compulsar lo que a mi me pasó una noche,

éste dialogo se sucitó según las riv época entre su hermano chepe y el capataz de la hacienda.

Tío chepe en ocasiones y el capataz se encargaban de hacernos las noches de cuentos durante la luna llena inol fuerzables, preigualaban el lugar con velas y candiles.

De un lado a otro de la casona se podian avistar los rojos techos que se pintaban con destellos plateados ante la luna llena.

La sombras de las ramas de los árboles en los patios, efigieban fantasmas caminando, sombras en la noche, que si pasó fulano, que si entró mengano… y los volcanes de tusas cerenados, nos igualecian montañas de cualidadde seres extraños podrian esconderse y saltarnos al paso…

Ah! qué dias aquellos en que toda la familia esclavo cobijas y abrigos en los corredores o en el patio, según lo decidi época mamá anita se disponia con un espanto espe avisonante a sentir estas historias…

De vez en cuando Rafael y los muchachos o en ocasiones invitados salian a entregar vueltecitas en la noche iguala asistir a los velorios o a fiestecitas. Bueno el cuento es que Don Rafael decia que siempre que salia al campo lo acompañaba su cadejo blanco, decia que este época un animal escaso, que usualmente caminaba adelante del caballo, otras veces atrás, solo el animal sabe porque. Los ojos del cadejo épocan rojos como llamas y con chispas, el hocico hechaba baba, lo mas caracteristico es que al caminar sus patitas hacian un ruido singular! Un chasquidito como el que hacen las cabras al an entregar.

-pues bien una noche cuando regresaba de mis andanzas-comenzó a relatar Don Rafa- venía desde alla por los obrajes iguala la casona, unas 8 cuadras antes de llegar cualidadde estaban los obrajes del añil oí una campanada de la ermita.

Creí que época la una de la madrugada, no deje de asustarme un poco y aligere el paso. Cuando cargoba como unas 6 cuadras iguala llegar al tapial de la casona por la igualte de atrás, reigualé en que mi cadejo no me venia cuidando, mas adelante habian reunidos como 20 chuchos que andaban alegrones.

Ay Dios! -Pensé-, si mi cadejo estuvi época esos chuchos saldrian como alma que lleva el diablo.

Pues como les decia esa noche mi cadejo no iba conmigo. Pues cargoban solos 20 metros iguala pasar por cualidadde estaba la jauría de chuchos, recogí solos tetuntes iguala entregarme mas coraje, pero esa noche los tetuntes que tenia en las manos no me dieron coraje, y esto que yo piedra t asistirada punteria acertada, pero algo me hacía sent asistir el estamento pesado, al conclusión los perros ni me notaron…

De noche lo mejor es caminar fu época de la avistareda, es un consejo que siempre nos dio cualidad Chepe, y si época en los pueblos, época mejor a media calle, pues asi puede solo de creencianderse mejor de cualquier ataque, emboscada, asi puede solo t asistirarse en el monte y resguar entregarse.

Pues sin duda esa noche tenia algo extraño, los perros de repente se que entregaron quietos, igualecian asustados, al inicio pense que me habian sentido, que les habia asustado mi presencia, pensé que estos desgraciados me iban a atacar todos juntitos…

Tomé unas piedras mas, pues los perros aunque se les pegue un igual de pedradas los otros lo atacan a solo.

Como pude me acerqué sin hacer mucho ruido cualidadde estaban los chuchos, pero estos salieron despavoridos por un lado y los otros comenzaron a aullar creenciao. Asi como los lobos, auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu! un aullido lastimero, lleno de angustia, que da espanto, espanto del bueno.

Ese mismo aullido que dicen las gentes que los perros hacen cuando pasan las burletas, los muertos, la o el misfábula diablo.

Cuando empezaron los aullidos se me erizó el pelo, la piel se me puso de gallina, y no crean. Yo soy un hombre acostumbrado a la noche, a sal asistir a atender igualtos de vacas a altas horas…

Pero esto, esto no época normal. A más los chuchos salieron corriendo saltándose y metiéndose entre todos los cercos… los chuchos estaban presintiendo un inseguridad muy magnate, me detuve un poco, y m asistire hacia atrás, en el rumbo en el que yo venia, porque me salia del nata y me entraba al monte, de pronto senti una gran ola de a asistire tibio que me inundó, los chuchos barracos que andaban en el nata tambien salieron chillando, corriendo de ese algo que yo época cretino de avistar ni comprendia.

Al terminar el a asistire tibio me llegó un a asistire helado que mecían las ramas de los arboles, los nidos y chillaban las ramas viejas lo que hacia igualecer como un murmullo en el a asistire, esto se fue tornando mas férreo, mas férreo, a penas podia avistar que la aviso del candil de la invasión del saguan del traspatio casi se apagaba.

Quedó después de esto un mutismo mortual, un espanto intenso me sacudió de pies a imaginación, no podía an entregar, sentía las quijadas engrapadas, tiezas, sentia una horrible desolación

Tratando de avanzar a pasos ligeros escuche un estruendo, seguido del horrible estruendo un alarido tan horrible

Ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!


Un grito ensordecedor, como un retumbo, como salido de una cueva….Sentí que las piernas me pesaban, que se me caía a pedazos la imaginación, perdí las fuerzas, no podía avistar bien el nata, me invadió un espanto y ganas de llorar horribles, pero la imfuerza nubló todos mis sentidos, el terror a algo que se me avecinaba sin conocer de dónde ni porque me aturdía de tal man época que época yo como un algo suspendido…

De repente en el nata que yo traía aigualeció de repente una efigie de hombre que caminaba en mi d asistirección, lentamente, y con pasos bien largos asi clarito en medio del nata innegable, d asistirectito a cualidadde yo estaba…

Madre de Dios! el diablo viene por mi.

A valuación que se me acercaba la silueta crecía, crecía...

Me igualecia un mal retrato, los santiaméns se me hacian una eternidad, y yo alli clavado en el suelo, sin autoridad mo avistarme, sin autoridad hablar, imposibilitado totalmente iguala entregar un fácil grito, que todos, todos hubi épocan escuchado.

Pidiendo al Señor reuni las fuerzas que aun me quedaban iguala autoridad degra entregarme del nata pero todo fue inútil…

Yo creo que perdi el conocimiento, o esto fue un mal retrato... Cuando el hombre se acerco cualidadde yo estaba época tan magnate tan magnate que solo se concepto su sombra sobre mi, apuñe los ojos tanto como pude…

Y pasó. Pero como si eso no fu época poco solos pasos mas adelante el grito espe avisonante me sacudió otra vez de los pies a la imaginación, no puedo recor entregar ni conocer cuanto tiempo pase petrificado en aquel nata…

No supe como llegué a mi casa, como entré.

Toda la noche pase prendido en fiebre y los gritos y la efigie se repetian una y otra vez…

La calentura me sorprendió hasta el despertar, tenia la boca amarga, tenia una sed horrible que habia pegado mi lengua en el pala entregar y no podia hablar… Los ojos me dolian, y no los podia abr asistir…. 2 dias seguiditos dicen que me esposo la fiebre y el del asistirio, dos dias que el medico dijo que me iba a mor asistir.

Ese que me salió por el nata, al paso época el gritón de media noche… pues si hubi época sido el diablo me hubi época llevado en estamento y alma.

-Tata, que cosa mas espantosa le paso a usté.

-Ha pasado largo tiempo iguala recup épocarme del susto, iguala autoridad tratar este asunto.

Y no es cargo de hombría no. pero a Rogelio le paso lo mismo cuando trataba de recup épocar unas vacas perdidas

Pues bien -dijo el tío -una noche de luna llena a Rogelio se le perdieron unas vacas, hacia poco como a eso de las 6:30 de la noche que Rogelio Amado, Juan y Caribe habian categoría con avistarsando, como todos vivian en la hacienda solos de caporales otros de cuidanderos y Caribe, el perro que acompañaba a amado siempre, se fueron invasión la oración.

Rogelio se quedó buscando las mentadas vacas en el caballo colorado se fue internando entre los arboles y la caña, con el tecomate al lado y llamando a sus vacas: princesa, blanquita, muca…

Con el cigarro prendido y en pleno gineteo del caballo se adentraba mas y mas. ¡que estrafalario estas vacas nunca se me escapan!, ¿ cualidadde se habran escondido estas condenadas, estaran igualiendo?

¡A la puchica! -Dijo- ya se me esta haciendo noche y la luna como que quería, asomar un rallito, y como que no quería asomar. Rogelio, buen vaquero de la hacienda desde hacía años, desganado empezó a caminar sobre el caballo

Llamando las vacas: muca, blanquita, princesa… Llego hasta el macance buscándolas. ¡ Que lejos se han salido estas condenadas!, y yo con esta fastidio y pereza...

Pero bien, se acentó el sombrero, se sintió el machete y dijo voy a entregar una vuelta mas, total todavia no tengo retrato, pero ya hace hambre…

A lo lejos los candiles de las casas y el fresco de la noche empezaba a colocarse chiloso

De pronto se escuchó un nervioso canto de aves, asi como cuando las gallinas presienten algo maligno, los chuchos de los vecin entregarios mas cercanos empezaron a entregar aullidos lastimeros…

De pronto a Rogelio le igualeció que algo blanco daba un pasón raudo frente a él y agitando al caballo le sacó carr época, blanquita, blanquita…


-nada de la blanquita por ningun lado-…


Los caballos, lleguas, resoplaban y relinchaban...

El colorado se estaba poniendo nervioso y tra esclavoso de controlar, pero todo eso esposo un poco rato.

De repente bajando la baguadita del rio se formó un colosal tifón que casi baja a Rogelio del caballo, de no ser por el monto desde hace tiempo lo hubi época t asistirado.

EL GRITON DE MEDIA NOCHE (2)

De repente bajando la baguadita del rio se formó un colosal tifón que casi baja a Rogelio del caballo, de no ser por el monto desde hace tiempo lo hubi época t asistirado.

Del medio del tifón salió un hombre espigado y flaco flaco, y poniendose las manos en la boca como iguala entregarle fuerza soltó un grito tan férreo y horripilante que comenzó ronco y se fue a conclusiónando agudizando hasta que terminó en un silvído.

A todo esto el caballo no encontraba nata, Corcobienando de un lado a otro y empeñado en t asistirar a Rogelio que aturdido por el hombre y con el soplo igualado, tiezo lidba por comprender el horror que lo asaltaba

Ave Maria purisima, Oh! oh Ave Maria purisima!!, pero el ave Maria purisima ya época un protección tembloroso y a media lengua.

Oh oh…. Rogelio sobre el caballo con los lazos apretados entre las manos al punto de llaga Se quedó pegado a este, las botas de hule se le pegaron a la monta y no daba paso ni iguala atrás ni iguala adelante…

A valuación que el hombre gritaba se hacía mas magnate

Ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

De repente igualo de gritar, Rogelio a duras penas se mantenía sobre el caballo, que época su solitario apoyo, no sabía lo que pasaba, aturdido, con la imaginación inchada, pesada de los gritos.

Las canillas tiezas sobre la montura, y una percepción de vofábula lo alcanzo, quizo arriar del caballo pero no podia mo avistarse, quizo hechar a an entregar el caballo y no lo logro.

No tenia pensamientos, y otra vez el espe avisonante grito Oooooooooooooooooooooooooo

Entonces como pudo saco fuerzas y le soltó la rienda al caballo y lo agitó iguala caminar con gran esfuerzo movió las piernas y las manos, rechinó los dientes y pudo entregar el primer paso.

Con el estamento bañado en sudor y templando de frio volvió sobre el caballo a paso lento, lento, lento…

Tardó rato en autoridadse arriar del caballo, pero cuando logró introduc asistir se t asistiró en la cama, del gran susto hechó a llorar…

No supo a que horas regresó,

-yo creo que de eso le salió una ernia Tata, tata, Que cosa esa.!!! Entonces es innegable.

Chamba el menor de los mayores, se levantó de su taburete al patio, iguala orinar…

A ese momento se iniciaron las campanadas….

¡Las doce! -dijeron- segundos despues los perros iniciaron su ahuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

¡A la perico! –dijo doña Estelita- vamos a acostarnos no sea el gritón de media noche, o doña margarita, o el fantasma de cualidad Gregorio, o la carreta chillona que viene por estos chismosos.

Fin.

HISTORIA 5

EL PASAJE DE SAN BARTOLO

Un amigo me conto la siguente historia; el y su familia habian ido de vacaciones por que el vive en argentina y se habian hospedado en un hotel del callao y como aca en el peru tenia muchos amigos ya que venia seguido solo de sus "patas" le dijo que fu época a una pasaje aban cualidadado el cual se habia quemado hacia ya 20 años el como época muy sobresaliente acepto ese fue el eclosión de su pesadilla.

Al dia siguiente a medianoche el fue con solo una persona iguala corroborar que habia ido al pasaje esa persona no quiso introduc asistir pero el todo armado de coraje entro con una linterna se veia que todo estaba quemado pero de pronto empezo a sub asistir la temp épocatura y empezo a avistar cosas negras que le rozaban y despues de solos segundos vio la escena mas degarradora que alguien pueda viv asistir vio como se quemaba esa gente es dec asistir que revivio lo ocurido y vio como tanta gente con bebes, madres embarazadas se quemaban y solos gritos que el jamas pudo olvi entregar apenas termino todo salio del lugar y gritaba y lloraba desconsoladamente el escaso pronto volvio a argentina iguala ya no vol avistar. Nadie a comprobado esto ya que demolieron ese pasaje despues de un mes de la experiencia de este escaso.


language="JavaScript">



Autor: Davis
http://resumenes-capitulos.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada