Harry Potter y La Orden Del Fenix

Harry Potter y La Orden Del Fenix

fenix Harry orden Potter




Trailers


enlace:


enlace:


enlace:

Resumen

La Orden del Fénix

Harry se encuentra nuevamente pasando el verano en la casa de los Dursley, frustrado por no saber los planes de Lord Voldemort, y quizás aún más por el hecho de que sus amigos se niegan a compartir cualquier información. En parte inducido por este estado, Harry tiene una pelea con sus tíos y decide salir a caminar por Little Whinging, donde tiene otro enfrentamiento con su primo Dudley y sus amigos. En ese momento y de manera repentina, unos Dementores aparecen y atacan a los niños. Harry utiliza su Patronus para alejarlos, pero no fue lo suficientemente rápido como para evitar que afectasen a Dudley. Por fortuna, la señora Figg, una vecina, los asiste. Se devela que se trata de una Squib que había vigilado a Harry desde hace años, por órdenes de Dumbledore.

Cuando llegan a casa, Vernon y Petunia culpan a Harry por el malestar de Dudley. Su tío le exige que se valla, a pesar de que Harry intenta explicarles que Voldemort intenta asesinarlo. Entonces llega una carta diciéndole que había sido expulsado de Hogwarts, aunque sucedida por otras misivas, unas de Arthur Weasley y Sirius Black, advirtiéndole que no dejase la casa, y otras negando su expulsión y diciéndole que se presentase en el Ministerio de Magia para una audición. La última de las cartas, es una vociferadora, y su mensaje tan aturdidor como imperante: "Recuerdame Petunia". Al oír esto, su tía insiste en que Harry se quede en la casa.

Luego de pasar muchos días encerrado en su cuarto, un grupo de magos y hechiceras se presentaron para rescatarlo. Lo llevaron al hogar de Sirius Black, el padrino de Harry, el cual había sido escondido mediante técnicas mágicas que lo hacían ideal como cuartel general de la Orden del Fénix. Los Weasley, Hermione y Sirius ya se encontraban viviendo allí. A este último se le había ordenado no abandonar la casa, puesto que lo seguía buscando el Ministerio de Magia (ver Harry Potter y el prisionero de Azkaban). Una serie de circunstancias causan cierto enojo en Harry. En primer lugar, se le mantenían secretos de manera deliberada por Orden de Dumbledore, no sólo los miembros de la Orden, sino también Sirius y sus amigos, y para colmo de todo, Además, Ron y Hermione habían sido nombrados prefectos de Hogwarts y él no.

Sin embargo, Harry se las arregla para enterarse de las cosas que han ocurrido desde el fin del año escolar. Si bien tanto Harry como Dumbledore habían advertido a la población mágica sobre el regreso de Lord Voldemort, nadie parecía creerles. De hecho, el Ministerio de Magia ejecuta una campaña para desacreditar a ambos, utilizando como instrumento del diario El Profeta. Pero aquellos que estaban al tanto de los hechos, resucitaron la Orden del Fénix, que había existido anteriormente para combatir a Voldemort.

El juicio de Harry

Por haber realizado magia fuera del colegio siendo un mago menor de edad, Harry debía afrontar una audiencia que determinaría si sería expulsado de Hogwarts, o peor. La excepción a esa norma, es si el hechizo fue realizado en un acto de defensa propia, excepción que se aplicaba claramente a este caso. Al llegar al ministerio junto al Sr. Weasley, se enteran de improvisto que tanto el lugar como el horario de la audiencia habían sido modificados sin previo aviso. Se llevaría acabo más temprano de lo previsto y en los niveles inferiores, cerca del Departamento de Misterios. Al llegar, se dan cuenta de que lo que el pensaba sería una pequeña audiencia, se había convertido en un juicio de enormes proporciones, presidido por el Wizengamot, al máximo tribunal de magos.

El motivo oculto de este cambio era no sólo intimidar a Harry, sino también despistar a Dumbledore y evitar que asista para ayudarlo. Pero a pesar de estos intentos, el director de Hogwarts llega a tiempo, y con la Sra. Figgs de testigo, declarando que los Dementores eran reales y no el producto de la imaginación o las mentiras de un joven. Si bien la ayuda de Dumbledore fue esencial para que Harry sea exonerado, éste sintió que aquel le prestaba escaza atención, incluso parecía querer evitarlo. Al salir, ve como Fudge, el Ministro de Magia, se detiene a hablar con Lucius Malfoy, un conocido Mortífago, aunque el Sr. Weasley le recuerda a Harry que no todos confiaban en su palabra, o incluso la de Dumbledore, acerca del retorno de Lord Voldemort y ve el hecho como un mero soborno.

El regreso a Hogwarts

Días más tarde, emprenden el regreso a Hogwarts, y en el tren de ida conocen a Luna Lovegood, la hija del del editor de la altamente cuestionable revista "El Sofista". El comienzo del semestre los sorprende con una serie de novedades. La primera es la prolongada ausencia de Hagrid debido a la tarea que le asignó Dumbledore a finales del semestre anterior. En segundo lugar, la nueva profesora de Defensa Contra las Artes Oscuras. La sorpresa en sí no era el cambio, al que todos los alumnos de Hogwarts estaban ya acostumbrados, sino que esta particular profesora, Dolores Umbridge, se negaba a enseñarles hechizos, aunque fuesen defensivos. Esta actitud parecía responder a los intereses del Ministerio de Magia, representados por la profesora, puesto que era una de sus funcionarias. Finalmente, los alumnos de 5 año debían aprobar los TIMO (siglas de Título Indispensable de Magia Ordinaria), por lo tanto los profesores exigían más que nunca a sus estudiantes.

Harry, Ron (el nuevo Guardián del equipo de Gryffindor, luego de la retirada de Oliver Wood) y Hermione comenzaron a observar como la profesora Umbrigde iba ganando poder. Una escalada de leyes del Ministerio de Magia, iba otorgándole una progresiva extensión de sus poderes y atribuciones, hasta hacerla "La Gran Inquisidora" de Hogwarts.

La opresión de Umbridge

Cuando Umbridge se niega a enseñarles a los estudiantes hechizos útiles, Hermione convence a Harry de ofrecer lecciones de Defensa Contra las Artes Oscuras a un grupo de alumnos, fuera del horario escolar. Renuentemente, Harry acepta la proposición, y todos los estudiantes firman un papel en el cual se comprometían a nunca decirla nada de esta actividad a Umbridge.

Finalmente, Hagrid regresa a Hogwarts. Si bien al final cede en comentarles sobre su misión de reclutar a los Gigantes para el lado de la Orden del Fénix, se muestra mucho más reacio cuando Harry, Ron y Hermione le preguntan por sus heridas. Tanto él como la profesora Trelawney se encuentra bajo una intensa observación por parte de la Gran Inquisidora, ya que sospecha de que ambos son incompetentes. Sin embargo, esta no es la única razón por la cual Umbridge odia a Hagrid, ella odia a los semihumanos.

A medida que Umbridge convence a Fudge de aprobar más edictos para regular la actividad en Hogwarts, la vida en el castillo se vuelve cada vez más constreñida. Todos los grupos de alumnos son prohibidos, incluyendo los equipos de Quidditch. Sin embargo, el equipo de Slytherin es inmediatamente restituido mientras que el de Gryffindor tuvo que esperar a que McGonagall pasase por encima de la figura de Umbridge y para apelar directamente a Dumbledore. Al acercarse el enfrentamiento, los Slytherin componen una canción para intimidar a Ron, llamada "Weasley es nuestro Rey". Lamentablemente, surte su efecto, pero Harry logra atrapar la snitch justo a tiempo, logrando una estrecha victoria. Sin embargo, como resultado de una pelea provocada por Draco Malfoy, Umbridge les prohíbe a Harry y los gemelos Weasley volver a jugar quidditch.

AD: La Armada de Dumbledore

Sumidas en el mayor de los secretos, las clases tienen lugar en el Cuarto del Requisito, una habitación en el séptimo piso, que se transforma su interior dependiendo para que se necesite y que se accede a él solo mencionando un determinado requerimiento específico, que funciona a su vez como una especia de contraseña. Con el tiempo, se otorgaron un nombre la Asociación de Defensa, aunque la sigla AD, siempre fue un coqueteo con el nombre Armada de Dumbledore. Esto se debía a que muchos creían que las acciones de Fudge contra Hogwarts eran para prevenir que Dumbledore pueda crear un ejército bajo su mando utilizando los recursos (humanos y no humanos) del colegio contra el Ministerio.

Durante el transcurso del año, Harry había tenido extraños sueños en los cuales corría por un pasillo e intentaba llegar a una puerta, pero nunca podía. Una noche, ese sueño resultó ser especial, no sólo por el hecho de soñarlo desde la perspectiva de una serpiente, sino que además soñaba conque atacaba al Sr. Weasley. Al levantarse, inmediatamente les cuenta a sus amigos, y para peor se entera de que efectivamente, Arthur se encontraba en el hospital para ser tratado contra mordidas de una serpiente. Harry sospecha que Voldemort lo utiliza para sus propósitos, aunque muchos afirmen que es imposible. Sin embargo, Dumbledore le orden a Harry que asista a clases particulares con Snape, quien le enseñaría Oclumancia, el arte de evitar que la mente de uno se manipulada.

Hermione acuerda con Harry para que sea entrevistado por Rita Skeeter para que pueda decir la verdad sobre el regreso de Voldemort (aunque Rita acepta sólo ante la amenaza de Hermione de denunciarla como una animago no registrada). A su vez, Luna convence a su padre para que publique la entrevista en "El Sofista". Al enterarse de esto Umbridge prohíbe todos los números del Sofista en Hogwarts, aunque esta medida no hace más que otorgarle a la publicación la atracción de lo prohibido, incrementando exponencialmente el interés de los estudiantes.

Tiempo más tarde, Umbridge intenta hacer que Trelawney renuncie, aunque Dumbledore intercede y logra que se quede en el castillo, aunque pone como reemplazante a Firenze, el centauro que habitaba en el Bosque Prohibido, medida que incrementa la ira de Umbridge, debido a su odio hacia los semihumanos.

Dumbledore se aleja

La creciente atracción de Harry por Cho Chang, una jugadora del equipo de quidditch de Ravenclaw, no hace más que complicar la situación, se siente incómodo y confundido junto a ella. Para colmo, un episodio en Hogsmeade parecía haber destruido la poca relación que había entre ellos: Cho se encontraba celosa de la relación de Harry con Hermione.

Finalmente, la AD es denunciada a Umbridge por Marietta Edgecombe, cuya madre ayudaba a controlar las redes de polvos flu y que se había unido sólo debido a la presión de Cho. Harry es atrapado, pero Dumbledore acepta toda la culpa, para evitar que recaiga en los estudiantes. Acepta que actuaban bajo sus órdenes en un intento de formar un ejército para decolocar al Ministerio, por lo cual iba a ser detenido por dos Aurors, pero logra escapar. Entonces, Umbridge asume la posición de Directora de Hogwarts y forma un Escuadrón Inquisitorial. Ante esta situación, diversos sectores del colegio comienzan a hacer lo posible para socavar el poder usurpado de Umbridge. Los gemelos Weasley hacen uso de su talento para causar problemas para generar un caos dentro del castillo, a su vez los profesores no hacen nada para ayudarla.

Sirius en problemas

Una noche Harry sueña que por fin logra alcanzar la puerta, sin embargo no como una serpiente, sino como Voldemort mismo, y para colmo tiene en su poder a Sirius en el Departamento de Misterios donde lo tortura lentamente. Entonces, Harry hace un intento desesperado por contactarlo mediante la red de polvos flu. Debido a que todas las chimeneas estaban controladas, puesto que era un medio de comunicación habitual entre él y su padrino, la única opción era la que estaba en la oficina de Umbridge. Para llegar a ella, los gemelos Weasley continúan con su escalada de caos, y llevan a cabo una última broma, y dejan el colegio para colocar su tienda de bromas con el premio del Torneo de los Tres Magos que Harry les regaló.

Harry logra acceder a la chimenea, pero no pueda hablar con Sirius, en su lugar estaba su elfo doméstico, que odiaba como Sirius había ofendido la tradición familiar y ayudaba a la Orden del Fénix, que le dice que en efecto Voldemort lo había secuestrado. Finalmente, Umbridge y sus secuaces atrapan a Harry, e intenta que Snape le haga beber suero de la verdad, pero ella no sabía de su participación en la Orden. En esa situación de poder, Umbridge confiesa que había sido ella quien había enviado a los Dementores tras Harry en el verano. Por suerte, Hermione inventa una historia acerca de quien intentaban contactar, para poder proteger un arma secreta, a la cual la llevarían si Umbridge así lo deseaba.

Escape a Londres

Siguiendo el plan de Hermione, llevaron a Umbridge al bosque, sabiendo que ahora que uno de los centauros trabajaba para los humanos, aquellos odiaban a los magos adultos. Como era de esperarse, lo centauros se llevan a Umbridge, y estaban dispuestos a hacer los mismo con Harry y Hermione cuando el medio-hermano de Hagrid, un "pequeño" gigante llamado Grawp, aparece y distrae a los centauros. Hagrid lo había traído luego de su misión durante el verano. En ese momento aparecen Ron, Ginny, Luna y Neville y deciden ir a al Ministerio de la Magia para atraer a Sirius, cabalgando sobre unos "thestral" (unas criaturas aladas negras que tiran de los carruajes de Hogwarts y que sólo pueden ser vistas por quienes han tenido una experiencia cercana a la muerte).

Al llegar al Departamento de Misterios, y luego de una serie de giros equivocados, logran alcanzar el lugar con el que había soñado Harry. Para sorpresa de los miembros de AD, no estaban ni Sirius ni Voldemort, sino un grupo de Mortífagos, entre los cuales se encontraban Lucius Malfoy, MacNair (el verdugo de "Harry Potter y el Prisionero de Azkaban" y los prófugos de Azkaban Rookwood (ex empleado del Departamento) y las primas hermanas de Sirius, las hermanas Lestrange (entre ellas Bellatrix Lestrange, torturadora de los Longbottom). La imagen de Sirius siendo torturado por Voldemort era desde el comienzo una trampa. Voldemort, al darse cuenta que Harry podía ver en ocasiones sus pensamientos y acciones, produjo falsos recuerdos en su memoria. Los Mortífagos estaban allí para forzar a Harry a retirar una pequeña esfera de cristal que contenía una profecía hecha hace tiempo, que al parecer los incluía a él y a Voldemort, y como solo aquel sobre quién fu hecha la profecía puede retirarla, nadie más podía hacerlo (ya que Voldemort no quería correr el riesgo de ser descubierto). Voldemort sólo había tenido acceso a parte de la profecía. Al parecer estaba vinculada con su caída, y por eso estaba determinado a escucharla en toda su extensión.

La batalla en el Ministerio

Una gran pelea tiene lugar entre los miembros de AD y los Mortífagos. Muchos alumnos resultan heridos, y en el momento en que estaban por ser derrotados, aparecen los miembros de la Orden del Fénix, entre ellos Sirius. Durante la batalla, la esfera que contiene la profecía estalla. Una imagen fantasmal pronuncia la profecía, pero nadie puede oírla. A su vez, Bellatrix Lestrange lanza un hechizo contra Sirius, que lo empuja dentro de un velo dentro de un arca en la Cámara de la Muerte en el Departamentos de Minsterio. Sirius desaparece y se lo asume muerto. En ese momento, Dumbledore aparece y logra derrotar a la mayoría de los Mortífagos, pero Bellatrix Lestrange logra escapar.

Harry la persigue cegado por la furia y la sed de venganza, y la alcanza en el vestíbulo principal, donde se trenzan en una pequeña batalla. Entonces, Voldemort aparece e intenta asesinar a Harry, aunque la aparición de Dumbledore lo evita. Entonces, un dramático duelo tiene lugar, y en un momento Voldemort logra poseer a Harry y desafía a Dumbledore para que lo mate. Eventualmente, Voldemort escapa junto a Bellatrix Lestrange. Sin embargo, antes de que logre desaparecer, un puñado de empleados del Ministerio llegan a tiempo para atestiguar su retorno, y lo más importante, entre ellos se encontraba el propio Ministro. Ya nada podía evitar que se alerta a la población mágica, y quizás a los muggle, sobre el retorno de Voldemort, salvando así la palabra de Dumbledore y Harry.

La profecía

Hacia el final del libro, Dumbledore, le cuenta a Harry mucho de lo que se le había ocultado adrede y lo que se había omitido inocentemente. Él sabía sobre la capacidad de Voldemort de ver lo que Harry hacía y pensaba, y era por eso que se había mantenido distante durante todo el año. De hecho, Harry en algún momento sintió deseos de atacarlo. Por eso es que le ordenó tomar clases de Oclumancia con Snape, puesto que hubiese sido muy peligroso tomarlas con Dumbledore. Finalmente, le cuenta lo que había dicho la profecía. Lo que estaba almacenado en el Ministerio era sólo una copia. La profecía había sido enunciada por la profesora Trelawney hace 16 año en su entrevista inicial para dictar clases en Hogwarts. Es por eso que Dumbledore conoce el contenido de la profecía y también es la causa de que cuide tanto de la evidentemente poco calificada profesora de Adivinación. La profecía completa es:

"El único con el poder para derrotar al Señor Oscuro se acerca... nacido de aquellos que los han desafiado en tres ocasiones, nacido cuando el séptimo mes muere... y el Señor Oscuro lo marcará como su igual, pero él tendrá un poder que el Señor Oscuro desconoce... y alguno deberá morir a manos del otro puesto que ninguno puede morir mientras el otro sobreviva... el único con el poder para derrotar al Señor Oscuro nacerá cuando el séptimo mes muere..."

Sobre quién hablaba la profecía, no se podía saber con certeza, podía ser Harry o Neville Longbottom. Pero luego de que Voldemort asesinó a los padres de Harry y desapareció al intentar asesinarlo a él, el resto de la profecía estaba claro. Esto aclara lo que dijo Dumbledore en "Harry Potter y el Prisionero de Azkaban" al decir que le previsión de Trelawney era su segunda correcta, siendo la primera la referente a Harry y Voldemort.

Dumbledore, también le explica por qué debe quedarse todos los veranos con sus tíos. Cómo la madre de Harry murió por él, su sacrificio le otorgó una protección especial. Y al compartir la misma sangre Petunia que Lily, esa protección también valía en la casa de los Dursley, donde Voldemort no podía hacerle daño. La vos en la vociferadora al principio del libro, era de Dumbledore.

Al final, Harry regresa para a la casa de sus tíos, pero no sin que antes reciban una advertencia por parte de una serie de magos, incluyendo al amenazante Ojoloco Moody. Muchos cambios se avecinan sobre el mundo mágico.

Descarga







Autor: Nicomedes2970
http://resumenes-capitulos.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada