La Llave Del Águila - Resumen Por Capitulos

La Llave Del Águila - Resumen Por Capitulos

Capitulos Literatura biblioteca libro lengua La Llave Del Águila Elisa Roldán



La Llave Del Águila



Elisa Roldán



CAPÍTULO 1: Un amuleto de oro



Se trata de un chico llamado Diego, que vivía en Godoy Cruz, Mendoza. Tiene 18 años. Sus padre están difuntos, el único familiar que conoce es su tía.

Vive sólo en su casa. Sus amigos son: Chino, Matías y Paula, novia de Matías, Sus padres eran artistas, él también realizaba artesanías. Un día él y sus amigos cenan juntos en casa de Diego y hablan sobre la historia familiar de Diego. Diego les muestra una llavecita, que tenía en un extremo un águila y Paula pregunta sobre la llave, Diego le dice que su madre se la regalo.



CAPÍTULO 2: Diego descubre su nombre



Diego pensaba que la llavecita escondía un gran misterio que su madre guardó. Él busco en la guía telefónica su apellido y llamo al azar. Pero luego encontró ‘’Gutiérrez Lucía’’, pero pensó que era inútil imaginar que iba a escuchar contestar a su madre. El tiene que sacar su DNI. Llegan sus amigos y lo alientan para investigar sobre su historia familiar. Va al registro civil a tramitar su DNI, porque él lo había perdido, le faltan papeles para hacerlo y descubre su verdadero apellido, y le dan el DNI. Su apellido era ‘’Gutiérrez del Águila’’.



CAPÍTULO 3: Comienza la aventura



Llega a su casa y busca en la guía y encuentra Gutiérrez del Águila Ana. Llegan sus amigos y él le cuenta lo que le pasó. Llama a ese teléfono y le contesta una voz ronca y de mala manera. Decide viajar a Buenos Aires para averiguar algo de su familia; va a sacar el pasaje y el próximo sábado parte para Buenos Aires.



CAPÍTULO 4: Al final del camino, Buenos Aires



Ya estaba en viaje, luego el colectivo para, para descansar y luego continúa. Llega a Buenos Aires y le pregunta a un diariero como llegar a la calle Ugarteche. Caminando hacia su destino, ve una feria de artesanos y para a ver los trabajos; conoce a Mario, un artesano, y comparan trabajos, después de una larga charla, Mario le brida alojamiento y Diego acepta.

Llegan a casa de Mario y les presenta a Flor, su hija, y a Graciela, su esposa. Diego deja sus cosas en su habitación para dormir y va a cenar. Flor estaba interesada sobre Diego y le pregunta algunas cosas; luego de cenar, Flor lo invita a salir con unos amigos, pero Diego estaba agotado y prefiere dormir.



CAPÍTULO 5: Una noche de pesadilla



Diego sacó su mapa con su recorrido marcado. Va a comer y luego pide bañarse. Diego sale a recorrer la ciudad y le vende las artesanías a una chica de un negocio. Lega a Ugarteche y ve, de pronto, un automóvil donde iba el conductor, una señora y una chica; Diego se da cuenta que es el mismo que atendió el teléfono por la voz ronca. Trata de hablar con él, pero le contesta mal y se enoja. Después lo agarran dos matones y lo llevan a la comisaría y lo encierran en una celda. Al otro día Mario lo fue a buscar a la comisaría. Mario lo invito a tomar algo y charlar de lo que había averiguado, Mario le dijo que conocía a un tipo, Beto, que tenía un barcito y ese tipo, cundo tenía 18 años llevaba el pedido de los Gutiérrez del Águila cuando trabajaba en un almacén.



CAPÍTULO 6: El barcito de Beto



Diego y Mario van al bar de Beto para charlar con él, Beto era amigo de Mario cuando ellos eran chicos. Mario le presenta Diego a Beto, y se sientan a hablar. Beto le cuenta que cuando comienza a trabajar, el llevaba el pedido a la casa de la calle Ugarteche, pero conocía a Lucía de lejos. Beto les cuenta de Lucía, sus hermanas y todo lo que veía dentro de esa casa. Y le dice que el tenía una novia que era la empleada de esa casa, y pueden hablar con ella, entonces le da una dirección donde la pueden encontrar, en un geriátrico.



CAPÍTULO 7: La casa de la calle Ugarteche



Belén y Luciana eran muy amigas. Belén llamó a Luciana para salir a la tarde, e iba a llamar a Lucas para que las pasara a buscar en auto, porque estaba muy aburrida. Belén tenía su madre llamada Ana y su padre Jorge, que había fallecido en el viaje de vuelta de los campos de la Pampa donde vivía su abuelo. Allí tenía sus animales preferidos que los adoraba. Desde que Ana se había casado con Francisco las cosas no eran las mismas. Entonces Francisco administraba los campos de la Pampa. Ana y Francisco le dieron la noticia de que se casaban. Francisco le dijo a Ana que las cosas no andaban bien porque él decía que ellas gastaban mucho, pero Ana decía que era por la mala administración. Francisco le dijo a Ana que su hermana había robado dinero.



CAPÍTULO 8: Nace un amor, nace un amigo



Diego decide hablar por teléfono a sus amigos, Graciela y Mario le insistieron para que hablara desde ahí, pero Diego no quiso porque ya había ocasionado varios gastos. Entonces va a un locutorio y lo acompaña Flor. Habla con sus amigos le cuenta todo. Termina de hablar Diego y Flor lo besa, caminan abrasados por la calle hasta llegar al departamento y almuerzan.

Al otro día Diego va a la casa de la calle Ugarteche y después de un largo rato de espera ve llegar un auto del cual se baja una chica y dice: Llamame a la noche Lucas. Y el chico le respondió llamándola Belén. A Lucas no le arrancaba el auto, Diego se acerca, lo ayuda y Lucas lo invita a un bar a tomar algo por el favor. Diego le cuenta toda su historia y Lucas le cuenta que Belén es su amiga, su padre murió y su madre Ana se casó con un tipo. Lucas le dice que va a tratar de averiguar algo para ayudarlo. Ellos intercambiaron teléfonos para comunicarse.



CAPÍTULO 9: Extraños en una plaza y una visita a ‘’El Reposo’’



Era un día sábado y Mario estaba en la feria de la plaza Francia trabajando. En un momento comenzó a charlar con Bruno, un ceramista, que se encontraba con su puesto al lado de Mario. Mario noto que un hombre estaba sentado en el pasto vigilándolo y de pronto se paró y se fue, Mario lo siguió y este entró en la casa de la calle Ugarteche. Mario estaba preocupado, tenía que advertirle a Diego.

Diego y Flor iban en camino para el geriátrico ‘’El Reposo’’. Lo atendió Elsa y ellos se presentaron y le pidieron información sobre la familia de Diego. Elsa le dijo que corrían rumores de que Lucía se había escapado con su novio, el padre de Diego, y con algo que no le pertenecía; también, que su abuelo no aceptaba la relación de Lucía con el padre de Diego; y que se había metido ese hombre a la familia, que era Francisco dio a conocer Diego. Elsa se fue de la casa por culpa de Francisco que la había acusado de algo que Elsa no tenía que ver. Pero Elsa le dijo que Doña Socorrito los podía ayudar que era la hermana del abuelo de Diego.



CAPÍTULO 10: El rompecabezas comienza a armarse



Belén y Luciana estaban encerradas en el cuarto de Belén y ella le dijo a Lucas que las pasara a busca porque su madre y Francisco solo discutían por el tema de dinero. Pasó Lucas a buscarlas, fueron hacia San Isidro y pararon en una heladería y compraron helado. Lucas llegó con los helados al auto y Belén estaba secándose las lágrimas y Lucas preguntó que le pasaba, y Luli dijo que estaba muy mal; porque Francisco tiene loca a mamá agregó Belén. Belén hizo un comentario de su tía y Lucas le pregunto sobre ella. Belén le dijo que se llamaba Lucía, se fue de Buenos Aires hacia Mendoza, se fue con un tipo que en la casa de Lucía no lo soportaban. Y Ana le había dicho que Lucía se había llevado dinero del abuelo.

A Lucas le encajaba todo con la historia de Diego. Y él pensaba que Francisco impedía el encuentro de Diego con su familia.

Diego y Flor estaban en el geriátrico y se sentaron con la Tía Socorrito. Diego le dijo quienes eran y le pregunto de su madre. Socorrito de contó todo lo que sabía sobre Lucía, y que si Francisco no le hubiera dicho al padre de Lucía que ella se escapó con dinero, él no se hubiera enterado; también le decía la mala persona que era Francisco y como Ana pudo casarse con él. Se hacia oscuro y Elsa le dijo a los chicos que la abuela tenía que descansar, pero podían volver otro día y se fueron.



CAPÍTULO 11: Algunas sospechas



A Diego y a flor no les quedaba claro lo que les había contado Socorrito, y a él le pareció que no iba a poder armar nunca su historia. Volvían del geriátrico, y cuando iban a cruzar la calle les paso muy cerca un auto que les pareció extraño. Un tipo se bajó y le hizo unas preguntas, pero ellos le contestaron que no eran del barrio. Siguieron su camino, pero el mismo auto se les cruzó varias veces más. Tomaron el tren y luego un colectivo y llegaron a la casa de Flor. Cando entraron sus padres estaban hablando de que Mario vio un tipo en la feria y todo lo demás, los chicos le contaron todo lo que averiguaron. Diego habló con Lucas y quedaron de encontrarse en un bar. Flor acompañó a Diego al bar, llegaron, se sentaron y Lucas les contó la charla que había tenido con Belén, lo único que Lucas estaba seguro era que Belén era su prima. Lucas le dijo a Diego que podían juntarse este sábado con Belén y conocerse. Se fueron del bar y cuando llegaron a casa Graciela estaba hablando por teléfono sobre algo de las clases de yoga, escucharon la voz rara de Graciela, entonces Flor le preguntó que pasaba y les dijo que un tipo le preguntó si ahí vivía Mario Ruiz, cuando le respondió que si le dijo que tuviera cuidado porque si seguía así la iba a pasar mal.

Diego les dijo que mañana sacaba el pasaje para Mendoza porque culpa de él, ellos la estaban pasando mal; Graciela dijo que no se apresurara, que charlara con Mario.

El restaurante de Carlos Calvo, que era una casa vieja, Don Manuel Gutiérrez del Águila lo había transformado en lo que es ahora, lo administraba un amigo de Don Manuel, cuando este murió quedó a cargo Francisco. Unos tipos que estaban en la puerta del mismo, pasaron detrás del mostrador donde estaba Francisco y le dijeron que Diego vive en la casa de Mario, el que lo sacó de la cana, el sábado mientras ellos perseguían al chico, otro vigilaba a Mario en la feria; también de donde venían los chicos y que uno se bajo para reconocerlos mejor. Francisco le dijo que le dieran un susto a Mario. Los tipos le pidieron dinero y Francisco les entregó un poco, y lo otro iba cuando terminaran.



CAPÍTULO 12: Matones a sueldo y una decisión difícil



A pesar de la llamada peligrosa que había tenido y el mal día, igual había ido a trabajar. Preparó su puesto, mientras pensando como se iba a defenderse si de esa llamada. En frete de su puesto dos hombres se pararon a discutir y se cayeron en el puesto de Mario rompiendo todo, uno salió corriendo y el otro cuando se levantaba del piso, le dijo en voz baja a Mario que la próxima vez será peor. Mario llegó a la casa, contó todo y Diego llamó a la casa de la calle Ugarteche diciendo: que él se rendía y que dejan en paz a sus amigos. Diego vuelve a Mendoza, cuando llegó a su casa se reunió con sus amigos para contarles todo; Diego no quería seguir investigando porque pone en peligro quien este con él. Sus amigos lo alientan y deciden que van a ir todos a Buenos Aires, haciendo los planes, llega su tía y él le cuenta también la historia. Siguen haciendo sus planes y le piden ayuda financiera a la tía Isabel. Se fueron todos y Diego se queda solo y le escribe una carta a Flor.



CAPÍTULO 13: Recuerdos de Lucía



Diego, Matías y Chino ya estaban en la pensión; primero decidieron a conocer a Mario, llegaron a la casa y Flor reconoció a los amigos de Diego, se presentaron delante los padres de Flor. Los chicos decidieron que lo mejor para el caso sería hablar con un abogado, y el otro tema es donde vive Carlota; llamaron a Elsa y ella les dijo donde vivía. Diego llamó a Carlota y quedaron en una cita. El plan era que todos se encontrarían en el bar con Lucas y de allí Matías iría a encontrarse con el Dr. Goldstraj, y los demás irían a la cita con Carlota.

Diego, Flor y Chino fueron a la casa de Carlota, y los atendió, se presentaron y luego hablaron algo de la historia de Diego y de la carta de Lucia a su padre que nunca llegó, Carlota le entregó a Diego la caja de madera. Yendo para la pensión Diego no aguantó y abrió la caja y vio que habían papeles, fotos, diapositivas y un diario al fondo de la cajita.

Matías y Lucas llegaron al lugar y Matías se presento frente al Dr. Goldstraj y hablo sobre la ayuda que necesitaba Diego para su difícil historia, el Dr. los citó en su estudio otro día. Matías llegó a la pensión y acompañaron a Flor a su casa y luego vieron lo que contenía la cajita y Matías les contó todo lo de la cita con el Dr. y Diego a Matías lo de Carlota. Decidieron ir a comprar pizza y Diego se dio cuenta de que la llavecita que él tenía abría ese diario. Dentro del diario encontraron un papel con la suma de dinero que había robado Francisco de lo cual la acusaban a Lucía. Leyó algunas cosas más del diario que le eran muy importantes, como de que: Lucía se casó con Ricardo y se fueron a Mendoza. El lunes tenían una cita con el padre de Lucas que ya tenía algo en que empezar a investigar, que era el documento adulterado.



CAPÍTULO 14: ¡Por fin, el reencuentro!



Diego se encontró con el Dr. Goldstraj y se conocieron, a este también le decían Yuyo, Diego le sintetizo todo lo que pudo averiguar y le mostró el papelito que mostraba una suma de dinero, Yuyo les dijo que era una prueba a favor de Diego. Necesitaban a alguien que reconociera la letra de Francisco y pensaron en Ana, tía de Diego. Era una gran suma de dinero para la época.

Diego le dijo a Yuyo que no tenía como pagarle, pero este le dijo que no hacia falta que le pagara, él lo hacia porque estaba del lado de Diego. Estaban en la pensión cuando llama Lucas que se iban a conocer con Belén. Se encontró Diego con Belén y Lucas, luego Lucas los dejó solos y Diego le contó toda la historia y charlaron de su familia y de todo lo que le había pasado en los últimos meses. Quedaron en intentar una cita con Ana. Belén le advirtió todo sobre su madre. Se fueron y Diego la acompaño hasta su casa y se encontraron con Luli y Belén le dijo que Diego era su primo y luego le contaría todo con detalle.

Diego fue a la casa de Belén para hablar con su tía, antes de empezar a hablar, Ana inició la conversación acerca de que toda esta historia era mentira, de que no se hiciera ilusiones. Pero Diego se puso firme y le mostró el diario de su madre. Ana empezó a leer y ojear las páginas y después de un ratito, Ana se largó a llorar y Diego y Belén la abrazaron, luego Ana decidió hacer un brindis y charlaron y rieron por un rato. Comentaron del daño que causó Francisco y de que Yuyo estaba preparando todo para mandarlo a la cárcel, cenaron juntos esa noche. Luego llamó Yuyo y les dijo que estaba todo listo para hacerle un gran juicio a Francisco. Y Ana estaba dispuesta a ayudarlos. Se debían muchos ratos juntos para charlar y contarse cosas que antes no se habían dicho.



EPÍLOGO:



El restaurante hacía un año que estaba cerrado y nadie sabía nada porque estaba así, solo corría un rumor de que el dueño se había fugado y de historias turbias. Luego se vio que comenzaron a arreglarlo, iban muchachos y muchachas que trabajaban, charlaban y se reían allí. Chino logró hacer andar una heladera vieja y Ana tenía listos los menús. Hablando de quien mordía a quien, realizaron un brindis, que cada uno decía lo que quería, Ana dio a aclarar de que Francisco andaba escapando de juicios por Brasil. Y así siguieron brindando por motivos diferentes, y volvieron a sus tareas.

Al otro día seria la inauguración del restaurante que se llamaba ‘’El Reencuentro’’ Un lugar para todos. Todos ya se iban y Chino le hizo recordar que le presentara a Lucía, y Diego le dijo que mañana se la presentaría. Diego decidió quedarse un rato más y él serraría el local, empezó a recordar todos los momentos más importantes para él, sentía varias cosas a la vez. Luego vio dos figuras frente a sus ojos y dijo: Papá, Mamá, ya no tienen que preocuparse. Estoy bien. Recogió su campera, apagó las luces y salió del restaurante hacia el fresco de la noche.



Les dejo el archivo de WORD, para que les sea mas facil:



http://www.megaupload.com/?d=PXMJ9EVD





ESPERO QUE LES HAYA SERVIDO DE MUCHO (ES HECHO POR MI HACE 2 AÑOS, PARA LITERATURA, Y ME SIRVIÓ)













Autor: LucasGJ09
http://resumenes-capitulos.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada