Resumen El Olvido Que Seremos


LOCALIZACION DEL TEXTO



Este texto es la vida de Héctor Abad Gómez y su hijo Héctor Abad Faciolince, contada a través de este ultimo, este libro, además, nos cuenta acerca de todas las injusticias que se cometieron contra su padre.

Este libro, creo yo, es como un desahogo para él, ya que se lo puede contar a alguien que quizás no conozca y hasta de pronto nunca conozca.



Héctor Abad Faciolince a parte de esta novela a escrito otras como: “Asunto de un hidalgo disuelto” (1994), “Fragmentos de amor furtivo” (1998), “Basura” (2000), “Angosta” (2003), y esta su última obra “El olvido que seremos” (2005).

Para mí el ámbito artístico de este libro no es uno si no dos: Político y Religioso.



ANÁLISIS DE LA FORMA



La intención del autor es mostrar en cada capítulo los sucesos que paso con su familia, y sobre todo con su papá en su infancia, la adolescencia y en una parte de su adultez.



OBJETIVO: Es describir con nombres propios, como fue que toda una ciudad se fue en contra de un solo hombre, y todo por su manera de pensar y como gracias a esto fue asesinado



PERSONAJES:

1. El papá: Por su manera de pensar.

2. La mamá: Por su religiosidad

3. Marta: Por ser, aunque sea por un tiempo, la estrella de la familia

4. El autor: Por el cariño que sentía y siente por su papá.



TIEMPO: Pasado.



NARRACION:

1-2-3-4-5-6-14-15-16-18-19-22-23-24-25-26-29-31-33-34-37-40-41-42: Están narrados en primer persona.

7-8-9-10-11-12-13-17-20-21-27-28-30-32-35-36-39: Están narrados en segunda persona.



FRASES DESTACADAS:



1. ”Hombre, siempre me ha dado envidia de un papá así. El mío no me ha dado un beso en toda la vida.” (Fragmento 4)

2. “para que se te olvide el sabor de la mazamorra.” (Fragmento 6)

3. “Si, doctorcitos: no es para ser lindos y pasar cuentas grandes y vender píldoras de jalea (...) Es para mandarlos a todas partes a curar, inventar y, en una palabra, servir.” (Fragmento 7)

4. “para hacer lo que hace este” medicó” no se necesita diploma.” (Fragmento 8)

5. “establecimiento asesorado espiritualmente por el Opus Dei.” (Fragmento 16)

6. Mira, ahí esta lo que querías, el caballo.” (Fragmento 26)

7. “Usted tiene que ser fuerte, y ayudarle a su papá, que esta destrozado, sea fuerte y ayúdele.” (Fragmento 29)

8. “Es que a mi la inteligencia no me ha servido sino para ser bruto.” (Fragmento 36)

9. “Héctor Abad Gómez: Presidente del Comité de Derechos Humanos en Antioquia. Médico auxiliar de guerrilleros, falso demócrata, peligroso por simpatía popular para elecciones de alcaldes en Medellín. Idiota útil del PCC-UP”. (Fragmento 38)

10. Los portaestandartes de la digna empresa de los derechos humanos en Antioquia encontraron el martirio. Hoy, los sobrevivientes de esa primera meta, estamos recogiendo, como un fervoroso homenaje a la memoria de los caídos, la bandera purificada por su sangre” (Fragmento 41)



Resumen El Olvido Que Seremos



1.

UN NIÑO DE LA MANO DE SU PADRE

PAG 13



“Yo amaba a mi papá con un amor animal. Me gustaba su olor, y también el recuerdo de su olor, sobre la cama, cuando se iba de viaje, y yo les rogaba a las muchachas y a mi mamá que no cambiaran las sábanas ni las fundas de la almohada. Me gustaba su voz, me gustaban sus manos, la pulcritud[1] de su ropa y la meticulosa limpieza de su cuerpo. Cuando me daba miedo, por la noche, me pasaba para su cama y siempre me habría un campo a su lado para que yo me acostara. Nunca dijo que no. Mi mamá protestaba, decía que me estaba malcriando, pero mi papá se corría hasta el borde del colchón y me dejaba quedar. Yo sentía por mi papá lo mismo que mis amigos decían que sentían por la mamá. Yo olía a mi papá, le ponía un brazo encima, me metía el dedo pulgar en la boca, y me dormía profundo hasta que el ruido de los cascos de los caballos y las campanas del carro de la leche que anunciaban el amanecer.”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: cuenta acerca del cariño que él sentía por su papá y como después de que nacieron sus hijos él volvió a sentir lo mismo que sentía por él.

DESPUÉS: no hay pues con este fragmento se termina el capitulo.



2.

PAG 16-17



“Yo sabía que los estudiantes le pedían plata prestada porque muchas veces lo acompañaban a la universidad y su oficina parecía un sitio de peregrinación. Los estudiantes hacían fila afuera, si, para consultarle asuntos académicos o personales, pero la mayoría para pedirle plata prestada. Siempre que yo fui, varias veces mi papá sacaba de la cartera y les entregaba a los estudiantes billetes que jamás le devolvían, y por eso alrededor de él había siempre un enjambre de pedigüeños.”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Nos habla de el porque su papá nunca tenía plata en la cartera, y como fue que el mayordomo de la finca se aprovecho de él y gracias a esto contrataron a los papás de Teresa, una de las muchachas del servicio.

DESPUÉS: nos dice como el papá pensaba que esos muchachos que le pedían plata ni siquiera tenían para el almuerzo.



3.

PAG 18



“Antes de entrar al kínder, a mí no me gustaba quedarme todos los días en la casa con Sol y con la monja. Cuando se me acababan los juegos de niño solitario (fantasías en el suelo, con castillos y soldados), lo más entretenido que se le ocurría hacer a la hermanita Josefa, fuera de rezar, era salir al patio de la casa a mirar los colibríes que chupan las flores, o dar paseos por el barrio en el cochecito donde sentaba a mi hermana, que se dormía en el acto, y donde me llevaba a mí, de pie sobre las varillas de atrás, si me cansaba de caminar, mientras la monja empujaba el coche por las aceras. Como esa rutina diaria me aburría, entonces yo le pedía a mi papá que me llevara a la oficina.”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUES: cuenta lo que hacia si el papá no lo podía llevar a la Universidad, o si lo llevaba como él le rogaba para que entraran a la morgue para poder conocer a un muerto.



4.

PAG 23



“Durante un tiempo evité esos saludos tan efusivos si había extraños por ahí, pues me daba pena y no quería que se burlaran de mí. Lo malo era que, aun si estaba acompañado, ese saludo a mí me hacia falta, me daba seguridad, así que al cabo de algún tiempo de fingimiento, resolví dejar que me volviera a saludar igual que siempre, aunque mis compañeros se rieran y dijeran lo que les diera la gana. Al fin y al cabo ese saludo cariñoso era una cosa de él, no mía, y yo lo único que hacia era dejarlo hacer. Pero no todo fue burla entre mis compañeros; recuerdo que una vez, ya casi al final de la adolescencia, un amigo me confeso:”Hombre, siempre me ha dado envidia de un papá así. El mío no me ha dado un beso en toda la vida.”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Cuenta como sus amigos y compañeros se le burlaban por los saludos tan efusivos que le daba el papá.

DESPUÉS: Nos habla de cómo su papá en un libro llamado “Manual de tolerancia”, escribe que es bueno mimar a los hijos para que después su bondad se vuelva felicidad y como el autor lo cree y lo imita.



5.

PAG 32



“Destetarme[2] de la casa fue un proceso largísimo. A los 28 años, cuando mataron a mi papá, yo todavía recibía de vez en cuando aportes de él, o de mi mamá, y eso que ya llevaba cinco años viviendo con mi primera esposa, y tenia una hija que ya daba sus primeros pasos. Cuando, a los 23 años, me fui detrás de mi novia italiana, Bárbara, a estudiar Turín, le escribí a mi papá una carta preocupada por el hecho de que todavía tuviera que mantenerme. Aun conservo su respuesta, fechada el 30 de Junio de 1982 (yo me había ido para Europa 15 días antes), que dice así:

“Tu preocupación por la dependencia económica prolongada me recordó mis clases de antropología, en donde he aprendido que mientras más avanzada es una especie animal, más largo es su periodo de niñez y adolescencia. Y creo que nuestra especie familiar es bastante avanzada en todo sentido. Yo también dependí hasta los 20 años, pero nunca tuve preocupación por ello, para hablarte francamente. Puedes estar seguro de que mientras continúes estudiando y trabajando como tu lo haces, para nosotros tu dependencia no será una carga sino una agradabilísima obligación que asumimos con muchísimo gusto y orgullo.”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Habla de cómo un día el bus del colegio lo dejo y el para no entrar a su casa pues sabia que lo iban a regañar se fue el solo hasta el centro, y como por esta responsabilidad casi es atropellado. También nos habla de cómo al llegar a su casa (ya se habían enterado) la mamá le dio un largo regaño.

DESPUES: No hay



6.

PAG 39



“El abuelito resoplaba[3] indignado, y me decía una verdad que tengo que aceptar y que toda la vida ha sido uno de mis peores defectos:”Malagradecido”. Pero mi papá no le daba la razón si no que soltaba una carcajada feliz, me cogía de la mano y nos íbamos muy contentos para la casa, a leer en la biblioteca, o me llevaba a El Múltiple a comer un helado de vainilla con pasas “para que se te olvide el sabor de la mazamorra”. Después, al llegar a la casa, les contaba a mis hermanas mi gesto con el abuelito, y movía la mano tiesa de un lado a otro, riéndose a carcajadas de la cara de indignación que había puesto Don Antonio. En mi casa nunca me obligaron a comerme nada y hoy en día como de todo. Menos mazamorra.”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como eran los viajes con su abuelo a la finca, como el en vez de sentir “mamitis” sentía era “papitis”, también nos cuenta de como en vez de preguntarle al abuelo que como se había portado le preguntaba a él que como se había portado el abuelito.

DESPUÉS: No hay



7.

UN MEDICO CONTRA EL DOLOR Y EL FANATISMO

PAG 45- 46



“Quizá el artículo más importante que se publicó en el U- 235 fue uno que apareció en el primer numero del periódico. Estaba firmado por el mayor, y quizás el único filósofo que ha tenido nuestra región, Fernando González. Mi papá contaba que desde muy joven había leído a pensadores de otra parte, y que escondía sus libros debajo del colchón de la cama pues una vez que mi abuela lo había visto leyéndolos se los había tirado a la basura. Él mismo había estado en Envigado pidiéndole al Maestro que le escribiera un artículo sobre la profesión médica para el primer número del periódico. González no se negó y creo que las recomendaciones que les hizo a los médicos en esa ocasión se grabaron en la memoria de mi papá como con tinta indeleble[4]. Lo que Fernando González recomienda ahí, fue lo que mi papá intento practicar, y practico, el resto de su vida:”El medico profesor tiene que estar por ahí en los caminos, observando, viendo, oyendo, tocando, bregando por curar con la rastra de aprendices que le dan el nombre de nombre de los nombres: ¡Maestro! (...) Si, doctorcitos: no es para ser lindos y pasar cuentas grandes y vender píldoras de jalea (...) Es para mandarlos a todas partes a curar, inventar y, en una palabra, servir.”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Nos habla de cómo el papá fundo un periódico llamado U-235, donde el se rebeló contra el país y la medicina, como gracias a esto logro que pusieran un buen acueducto y como el le abría sus paginas a escritores para que se estimulara, y así pudiera seguir escribiendo, así a mucha gente no le gustara.

DESPUÉS: No hay



8.

PAG 49



“Y no sólo algunos médicos lo odiaban. En general, su manera de trabajar no era bien vista en la ciudad. Sus colegas decían que “para hacer lo que hace este” medicó” no se necesita diploma”, pues para ellos la medicina no era otra cosa que tratar enfermos en sus consultas privadas. A los más ricos les parecía que, con su manía[5] de la igualdad y la conciencia social, estaba organizando a los pobres para que hicieran la revolución. Cuando iba a las veredas y hablaba con los campesinos para que hicieran obras por acción comunal, les hablaba demasiado de derechos, y muy poco de deberes, decían sus críticos de la ciudad”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Nos habla de cómo el papá desde joven empezó su lucha, ya que consiguió que pasteurizaran la leche antes de que fuera vendida, y él porque desde antes de que e graduara ya muchos médicos lo odiaban por lo que coloco en su tesis.

DESPUÉS: Como algunas personas pensaban que este médico que era personajes que él nunca había leído, pero para saber bien de que lo acusaban decidió leerlo

9.

PAG 54



“Cuando mi mamá oyó por radios el comunicado en “La Hora Católica”, empezó a temblar, con una mezcla de rabia y de temor. De inmediato cogío el teléfono para llamar a su tío para preguntarle por que había firmado ese ataque tan duro e injusto contra su marido. Tío Joaquín no tenía ni la más remota idea de lo que había firmado. Aunque nunca estaba de acuerdo con lo que mi papá decía o escribía, pues él era un obispo de los chapados a la antigua, y muy intransigente en todas las materias (prohibía películas porque se veía un tobillo, y vetaba, so[6] pena de excomunión, la visita a la ciudad de actrices y cantantes), no iba a cometer la impertinencia de de amonestar en público a alguien que, bien mirado, era su yerno”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Cuenta como eran las misas con el arzobispo, pues éste poco fue perdiendo la memoria y volvía y como algunos feligreses sufrían por él y como otros al contrario se reían de él.

DESPUÉS: Como gracias a ese comunicado el arzobispo se sintió traicionado y presento su renuncia.



10.

PAG 56



“Mi mamá y la madre Berenice eran buenas amigas. Se decía que la madre hacía milagros. Cuando íbamos al convento, como mi mamá sufría de jaquecas, la madre Berenice le imponía las manos; se las dejaba apoyadas sobre la cabeza durante un rato y al mismo tiempo mi hermana y yo nos quedábamos mirando esa ceremonia, atónitos, desde un rincón de su despacho, con miedo de que saltaran chispas de sus dedos de un momento a otro”

GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: habla de el porque ellos tenían el privilegio que solo los ricos tenían en esa época, que era el de tener a una monja en la casa para que ayudara con los niños.

DESPUÉS: Cuenta como la mamá fue llamada para dar el testimonia para que a la Hermana Berenice le dieran la santidad. También cuenta que después de la muerte de la hermana Berenice él y su hermana Sol y la ponían a cantar en la capilla.



11.

PAG 60



“En un escritorio metálico, mi mamá se encargaba de hacer a mano las cuentas del edificio, con un lápiz amarillo bien afilado, sobre un inmenso libro de contabilidad de tapas duras y verdes. También tenía que hacer las actas de las reuniones de la Junta del edificio, en un estilo anticuado que le había enseñado tío Luís, el hermano del arzobispo, que había sido secretario de perpetuo de la Academia de la Historia”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como a veces la mamá también lo llevaba a la oficina, el edificio quedaba y aun queda en el centro. La oficina de la mamá estaba metida en el cuarto de los útiles de aseo.

DESPUÉS: Nos habla de cómo eran las actas que ella realizaba.



12.

PAG 66



“El propósito de la Gran Misión era extender el culto de la Virgen de Fátima por América Latina y recordar a las masas la bondad de la resignación cristiana, pues al fin y al cabo Dios premiaría a los bienaventurados[7] pobres en el más allá, por lo que no era urgente perseguir el bienestar en el más acá. Al lado de la Virgen venía todo un plan vigoroso[8] para defender las verdades eternas de la fe católica y revivir los valores morales de la única religión verdadera”



GENERO LITERARIO: Narrativa

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: nos cuenta que era la Virgen de Fátima para los españoles y lo que había sucedido después de su aparición en Portugal, y cuales eran los supuestos secretos que había revelado.

DESPUÉS: Como esto era también un acto para reconquistar la fe y como era que eso lo intentaban conseguir.



13.

GUERRAS DE LA RELIGI" N Y ANTÍDOTO ILUSTRADO

PAG 75



“A raíz de estas muertes, pero sobre todo después del crimen de uno de sus cuñados, el esposo de la tía Inés, Olmedo Mora, que se mató mientras huía de los pájaros del partido conservador. Mi papá y el abuelo resolvieron que había que abandonar Sevilla y refugiarse en Medellín, donde la ola de violencia era menos aguda. Don Antonio tuvo que malvender[9] lo que había amasado en más de veinte años de trabajo y volver a Antioquia a empezar de nuevo con mas de 50 años de edad”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como el papá al regresar comienza a trabajar en el ministerio de salud, y como tuvo la idea de colocar a todos los recién graduados a ir a un sitio rural para que ayudaran.

DESPUÉS: Como el papá por todas las matanzas del partido conservador, decide renunciar pues ya que él no quería de ser cómplice de todo eso.



14.

PAG 84- 85



“Al atardecer, luego de esos interminables y aburridos días de colegio, con profesores mediocres (salvo un par de excepciones), yo volvía, después de un largísimo recorrido en el bus, desde la Sabaneta hasta Laureles, en extremos opuestos del Valle de Aburrá, al universo femenino de mi casa llena de mujeres. Allí también el sexo estaba oculto o negado, y hasta tal punto que, cuando éramos más pequeños y nos bañaban a todos juntos, para ahorrar agua caliente, en la bañera que había en el cuarto del doctor Saunders, por idea de la hermana Josefa, a mis hermanas les permitían desnudarse y mostrar sus curiosa rajadura en forma de ranura de alcancía entre las piernas, pero a mí no se me permitía quitarme los calzoncillos, por esa rara trinidad, única en la familia, que me brotaba en la mitad del cuerpo”



GENERO LITERARIO: Narrativa.

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como él pensaba que el padre monseñor Escrivá e deleitaba los días que los estudiante se confesaban.

DESPUÉS: Como el papá les explicaba con dibujos a sus hermanas la manera de cómo se hacían los hijos, y como gracias a esto por las noches se reestablecía el equilibrio de la casa y sobre todo de él.



15.

PAG 87



“Una tarde, después de pedir cita con el rector, fuimos juntos allá para solicitar un cupo. Recuerdo que el rector, el padre Jorge Hoyos, después de obligarnos a una antesala[10] mucho más larga de lo necesario "" pues era evidente que estaba solo-, como acostumbran a hacer los gerentes de todas las compañías, nos acogió con una frialdad y una distancia que imponía un respeto reverencial. Nos recibió ya de pie (como aquel personaje del Gatopardo) y sin ningún preámbulo[11], tratándola de usted, empezó a interrogarla, sin contestar siquiera el saludo”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Explica donde terminan estudiando sus hermanas y como el termino los primeros cursos de primaria en la escuela del barrio.

DESPUÉS: Como la mamá estaba tan segura de que su hijo iba atener un cupo en ese colegio, por el simple hecho de conocía al rector, y como después termino por irse gracias al trato que le dio y a las insinuaciones que hizo.



16.

PAG 90



“Así fue como terminé estudiando en el Gimnasio los Alcázares, “establecimiento asesorado espiritualmente por el Opus Dei”, así decían, donde me recibieron de inmediato gracias a la influencia de mi tío Javier, cura de la obra, y pasando por alto esta vez, “la ideología perniciosa[12]” de mi papá. Para mí ese colegio tenía una ventaja adicional, y era que dos primos míos estudiaban allá, Jaime Andrés y Bernardo, ambos de mí misma edad, y eso me hacía confiar en que sería más fácil la experiencia de “nuevo”, que implicaba siempre un peaje de tormentos y burlas en cualquier colegio. Tal vez yo insistí en que me metieran ahí, y a lo mejor por eso mi papá no opuso resistencia”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUES: como para el se le hizo raro que su papá no pusiera resistencia, ya que en las reuniones familiares que se realizaban él y el tío Luís se la pasaban peleando por motivos religiosos.



17.

VIAJES AL ORIENTE

PAG 98



“Para esquivar el temporal, como los aviadores que rodean un cumulus nimbus en forma de yunque, y retornan un poco más adelante a la ruta establecida, rodeando la tormenta, mi papá (que en los primeros años de su experiencia como médico había trabajado en Washington, Lima, México como consultor de la Organización Mundial de la Salud), pudo conseguir algunas consultorías médicas internacionales, primero en Indonesia y Singapur, después en Malasia y Filipinas, y para hacerlas pidió varias licencias. Las directivas de la Universidad, felices de deshacerse, así fuera temporalmente, del dolor de cabeza personificado en ese médico revoltoso se las concedieron de inmediato”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como fue la respuesta por la respuesta a una carta que le envió al decano y como después la respuesta ya no era del decano si no del Consejo Directivo de la Universidad.

DESPUÉS: como después de estos viajes no eran suficientes, y como al volver sus alumnos lo recibían con piedras en las manos.



18.

PAG 101



“El problema era que cuando él se ausentaba durante meses, yo caía, indefenso, en el oscuro catolicismo de la familia de mi mamá. Me tocaba ir muchas tardes a la casa de la abuelita Victoria, que se llamaba así porque había venido al mundo después de una sarta[13] de seis hermanos, en Bucaramanga, y cuando al final había nacido el séptimo y último hijo, una mujer, me bisabuelo, José Joaquín, profesor de castellano y autor de crónicas amenas había gritado: “¡Al fin, Victoria!”, y Victoria se quedo la niña”

GENERO LITERARIO: Narrativo.

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: como la abuela por ser la séptima y única mujer de su casa, tenia por delante a todo un montón de hermanos devotos, hasta termino siendo la hermana del arzobispo Joaquín y la hermana del monseñor Luís García y así fue con todos.



19.

PAG 111



“Recuerdo cuando mi papá volvía después de esos de lo que para mí eran viajes de años en Indonesia o Filipinas (después supe que en total habrían sido quince o veinte meses de orfandad, repartida en varias etapas), la honda sensación que tenía, en el aeropuerto, antes de volverlo a ver. Era una sensación de miedo mezclada con una euforia. Era como la agitación que se siente antes de ver el mar, cuando uno huele en el aire que esta cerca, y hasta oye los rugidos de las olas a lo lejos, pero no lo vislumbra todavía, sólo lo intuye, lo presiente y lo imagina. Me veo en el balcón del aeropuerto Olaya Herrera, una gran terraza con mirador sobre la pista, mis rodillas metidas entre los barrotes, mis brazos casi tocando las alas de los aviones, y el anuncio por los parlantes, “Avión HK-2142, proveniente de Panamá, próximo a aterrizar”, y el rugido lejano de los motores, la vista del aluminio iluminado que se acercaba entre destellos solares, denso[14], pesado, majestuoso, por un costado del cerro Nutibara, rozando la cima con una cercanía de tragedia y de vértigo”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como eran las novenas en la casa de su abuela y como todas las oraciones tenían el mismo ritmo y como todo el tiempo era la misma oración, una y otra vez.

DESPUÉS: Como era que el veía que el avión frenaba, apagaba sus 4 motores de hélice, como lentamente giraba y después de más cosas por fin aparecía su papá.

20.

AÑOS FELICES

PAG 121- 122



“Para mi mamá no había más que un sitio para vivir, Colombia, y sólo un buen partero, el doctor Jorge Henao Posada, porque la única vez que la había atendido otro ginecólogo, en Washington, cuando nació mi hermana mayor, la había dado fiebre puerperal[15] y casi se muere. El doctor Henao Posada, mucho antes de las ecografías, tenía el poder mágico de adivinar el sexo de los hijos antes del nacimiento, y cuando aplicaba la trompeta a la barriga de las embarazadas, les decía, muy serio “va ser niño” o lo contrario “va a ser niña”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como en Washington su mamá solo se preocupaba porque su papá pudiera hacer su vida sin tener que preocuparse por las cosas de la casa.

DESPUÉS: cuenta como el doctor Posada, anotaba en su agenda lo contrario que les había dicho a los padres y como después la mamá del autor se da cuenta de esto pero aun así e queda callada.



21.

PAG 124-125



“Sin decirme una sola palabra, sin obligarme a leer y sin echarme el sermón de lo sana para el espíritu que podía ser la música clásica, yo entendí, sólo mirándolo, viendo el él los efectos benéficos de la música y de la lectura, que en la vida todos podíamos recibir un gran regalo, no muy caro y más o menos al alcance de la mano: los libros y los discos. Ese señor oscuro y malhumorado que había llegado de la calle con la cabeza cargada de las malas influencias y las tragedias y las injusticias de la realidad, había recuperado su mejor semblante, y la alegría, de la manos de los buenos poetas, de los grandes pensadores y de los grandes músicos”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como podía llegar el papá de la universidad, podía llegar de buen genio o de mal genio, pero él era una persona que casi siempre estaba feliz, y cuando llegaba de mal genio lo que hacia era encerarse en la biblioteca hasta que se calmara para así evitar gritarnos.

DESPUÉS: No hay



22.

PAG 129



“Para no caer en la nostalgia dulzona ni en el resentimiento que todo lo tiñe de desolación, basta decir que en Cartagena pasábamos un mes entero de felicidad, y yo a veces hasta mese y medio, o más, haciendo paseos en la lancha del tío Rafa, que se llamaba la Fiorella, en la cual nos llevaban hasta Bocachica a recoger conchitas y a comer pesado frito con patacón y yuca, y a las islas del Rosario, donde probé la langosta, o a la playa de Bocagrande y a la piscina del hotel Caribe, a pie, hasta quedar bronceados con un dulce dolor de leve quemadura que al cabo de unos días se descascaraban y se volvían pecosos para siempre, o a jugar fútbol con mis primos, en el parquecito que había frente a la iglesia de Bocagrande, o tenis en el Club Cartagena o ping- pong en la casa de ellos, o haciendo carreras de bicicleta, o duchándonos en los aguaceros sin nombre de la Costa, o aprovechando la lluvia y el sopor de la siesta para leer la obra completa de Agatha Christie o los novelones fascinantes de Ayn Rand (recuerdo que para mí las hazañas del arquitecto protagonista de El Manantial se confundía con las de mi tío, Rafael Cepeda), o las sagas interminables de Peral S. Back en una de las hamacas frescas que se ponían a la sombra en la terraza de la casa, con vista al mar, bebiendo Kola Román, comiendo empanadas chinas los domingos, arroz con coco y pargo rojo los lunes, quibbes sirio- libaneses los miércoles, punta de anca los viernes y, lo mejor, arepa de huevo los sábados por la mañana, recién traídas y humeantes de un pueblo cercano, Turbaco, donde tenían la mejor receta”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como en Cartagena pasaron todo un mes de felicidad, y como e el sentimiento cuando de nuevo vuelve se vuelve a recordar este mes.

DESPUES: donde y como estaba diseñada la casa de su tío Rafa, y como en la casa de él siempre había música clásica a todo volumen.



23.

PAG 134



“Yo me vestí muy feliz, como si fuera un programa alegre, pues desde hacia mucho le había pedido que me introdujera en ese mundo de lo que ya no existe. Nos fuimos solos y desde que entramos a la morgue de El Pedregal, al lado del Cementerio Universal, la cosa no me gusto. La sala estaba llena de cadáveres, pero yo no quise fijar la vista en ninguno de ellos, fuera de que la mayoría estaban cubiertos con sabanas. Olía a sangre, y a carnicería, y a formol, y ha podrido. Mi papá me llevo de la mano hasta donde el forense le indicaba que estaba el cuerpo del muchacho que podía ser John”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como después de un episodio de Cartagena el papá decide que lo va a llevar a conocer la morgue, pues lo habían llamado para pedirle que por favor fuera a la morgue para reconocer el cadáver de John Gómez.

DESPUÉS: Como el vio una segueta que le estaba serruchando el cráneo de John, ve lo que le sacaron a John en la autopsia, y como después de este episodio el sueña durante varia noches con huesos rotos y demás cosas que vio allá.



24.

PAG 138



“Cuando más tarde llegamos a la casa, nos fuimos los tres a la biblioteca, y mientras yo intentaba entender las reglas del fútbol americano, que ni esa vez ni nunca pude comprender, mi papá empezó a leer en voz alta a mi hermana el primer cuento de Oscar Wilde que venia en el libro, precisamente “el ruiseñor y la rosa”. Llevarían una pagina en la lectura cuando yo ya estaba completamente decepcionado de las incomprensibles reglas del fútbol americano, y oyendo con disimulo la maravillosa historia de Wilde, hasta que al final, cuando el pájaro muere traspasado por la espinal del rosal, yo mismo cerré mi libro y me acerqué a ellos, humilde y arrepentido”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como el papá los lleva a él y su hermana Sol a la biblioteca y les dice a cada uno que escojan un libro, Sol desde el comienzo ya sabia que libro escoger, pero él no acepte la sugerencia de el papá y cogío otro libro.

DESPUÉS: Cuenta como se sintió después de que el papá terminó de leer el cuento, pues él no quiso hacer caso a su opinión.



25.

PAG 143



“Con mi papá yo podía hablar de todas estas materias intimas, y consultárselas directamente, porque siempre me oía sin escandalizarse, tranquilo, y me contestaba con un tono entre amoroso y didáctico, nunca de censura[16]. En la mitad de mi adolescencia, en el colegio de solo varones donde yo estudiaba, me ocurrió algo que me pareció muy extraño, y que llego a atormentarme[17] durante años. La vista de los genitales de mis compañeros de clase, y sus juegos eróticos, me excitaban, y llegué a pensar con angustia, por eso, que era marica”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Cuenta como el Opus Dei, fue a la universidad para dar una conferencia criticando el uso del condón

DESPUÉS: Como le cuenta al papá porque pensó durante un tiempo que era marica, y como el papá muy tranquilamente le respondió



26.

LA MUERTE DE MARTA

PAG 147



“El día del caballo había llegado a la finca, sin embargo, yo recibí, o, mejor dicho, no supe recibir un mensaje de la vida, o de la sabiduría que deberían darnos la experiencia (y casi nunca nos da), que debió haberme puesto sobre aviso de la amenazada de desdicha que esta en todo momento la felicidad. Mi papá me lo tenia de sorpresa y ese sábado al mediodía, al llegar a Llanogrande, en el quiebrapatas de la finca, paro el carro y señalo hacia el potrero: “Mira, ahí esta lo que querías, el caballo”. A mí el corazón me dio un brinco de felicidad en el pecho. A fin iba a poder tener lo que más me gustaba de la finca del abuelo (los paseos a caballo) sin tener que someterme a la desgracia de separarme de mi papá por las noches. Entonces salte del carro, del viejo Plymounth azul celeste, abrí la portezuela a toda velocidad, brinque al suelo, y tire la puerta con todas mis fuerzas para poder correr hacia donde estaba el caballo. Me precipite tanto que deje dos dedos expuestos y yo mismo me los machuque con la puerta. Sentí un dolor lacerante. La alegría y el gozo se convirtieron en una horrible tortura. Una uña salto y los dedos se pusieron morados de sangre. La risa de alegría se mezclo con el llanto, y solo pude ir a conocer a Amigo un buen rato después, con los dedos metidos en un platón con hielo para bajar el dolor y la hinchazón”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como eran de felices pues nadie de la familia había muerto, y el papá le había comprado un caballo al autor gracias a que últimamente todo había estado en calma

DESPUÉS: Como fue que conoció a su caballo Amigo entre el dolor del machucón y la felicidad de conocerlo.



27.

PAG 151



“Marta Cecilia para mi mamá, Tache para mi papá, Marta para nosotros los hermanos, era la estrella de la familia. Desde chiquita se había visto que no había entre todos nosotros ninguna mas alegre ni mas inteligente ni más vital (y les juro que había competencia, y muy dura, con las otras hermanas).empezó, a los cinco años, tocando violín, e iba de tarde en tarde al conservatorio donde un profesor checo, Joseph Matza, un extraordinario violinista que había llegado a ser conciertos de la Opera de Friburgo, quien decía que llevaba años sin ver tanto talento como el que veía en Marta”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Como Matza toco con la banda de la universidad los, domingos en el parque de Bolívar, y tocaba hay todo lo que más podía con los recursos de la universidad, los cuales no eran muchos, y como después de todo su éxito termina alcoholizado y viviendo en las calles, de donde sus alumnos lo recogían al amanecer



28.

PAG 158



“En Washington estaba el hospital que mas había experimentado con nuevos tratamientos contra el cáncer tenebroso, el melanoma. Mi papá y mi mamá vendieron cosas; el carro de mi papá y la primera oficina que mi mamá había comprado, en el edificio la Ceiba, con sus ahorros de años, para poder discolocar de fondos para el tratamiento. Varias parejas de amigos, Jorge Fernández y Marta Hernández, Fabio Ortega y Mabel Escovar, Don Emilio Pérez y mi cuñado Fernando Vélez, les entregaron miles de dólares en efectivo, como préstamo, sin fecha de devolución, o como un regalo, y mi papá y mi mamá los recibieron con lagrimas en los ojos. Cuando volvieron de Estados Unidos, mi papá y mi mamá devolvieron los préstamos intactos, pero llevarlos en la cartera les daba seguridad. Estaban dispuestos a vender la casa, la finca, todo lo que teníamos, si el tratamiento de Marta era posibles dependía del pago, porque así era, y es, la medicina de allá, mejor para los que tengan mas plata disponible. Pero no había plata para comprar la salud en ese cáncer. Había esperanzas vagas, con una droga nueva, en lo primeros estados de experimentación, y se la empezaron a dar en el hospital”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Cuenta a donde llegaron la mamá, el papá y Marta a Washington, cuando se fueron para que le hicieran el tratamiento para ver si se podía curar de su cáncer, nos cuenta además el porque ellos no estaban cuando su amigo Edgar fue a recogerlos al aeropuerto.



29.

PAG 170



“El día de su muerte, en el cuarto, estaban, además de mi papá y mi mamá, la tía Inés, Hernán Darío, el novio carnal, que ese día se había peluqueado, y Marta siempre decía que los hombres recién motilados traían mala suerte, y el doctor Jaime Borrero (que durante seis meses fue a verla todos los días, sin cobrar un centavo, sin hacer otra cosa que intentar atenuar su sufrimiento, y los nuestros). Él siempre me decía: “Usted tiene que ser fuerte, y ayudarle a su papá, que esta destrozado, sea fuerte y ayúdele”. Yo decía que si con la cabeza, pero no sabía cómo ser fuerte, ni mucho menos cómo podría ayudarle a mi papá. Mi papá lo único que hacía era colocarle morfina, y animarla y más morfina a mi hermana. Fuera de esto, y de mimarla, y animarla, no podía hacer nada más, salvo mirar cómo se iba yendo, día tras día, noche tras noche. La droga le daba una sonrisa de serenidad en la cara de mi hermana, pero cada día necesitaba más y más para estar bien por algunas horas. Ya no había partes de su cuerpo sin chuzones, los glúteos, los brazos, los muslos, eran un reguero de punzadas rojas, como si se la hubieran comido las hormigas”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como Marta ya empezaba a sentir los síntomas del cáncer en diciembre cuando una mañana amaneció ciega.

DESPUÉS: Como después de un tiempo al papá le tocaba buscarle sitios para colocarle la inyección pues no la cabía ni una más.



30.

DOS ENTIERROS

PAG 173



“El presente y el pasado de mi familia se partieron ahí, con la devastadora muerte de Marta, y el futuro ya no volvería a ser el mismo para ninguno de nosotros. Digamos que ya no fue posible para nadie volver a ser plenamente feliz, ni siquiera por momentos, porque en el mismo instante en el que nos mirábamos en un rato de felicidad, sabíamos que alguien faltaba, que no estábamos completos, y que entonces no teníamos derecho a ser alegres, porque ya no podía existir plenitud. Hasta en el límpido[18] cielo del verano habrá siempre en alguna parte del horizonte, para nosotros, una nube negra”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como el monseñor explica el porque de su felicidad en el entierro de su hermana Marta, y su papá decide salirse pues ya no aguanta más.

DESPUÉS: Como después de un tiempo el autor se entera que sus papás desde el día de la muerte de Marta, nunca más volvieron a tener relaciones.



31.

PAG 175



“Quince años más tarde, en la misma iglesia de Santa Teresita, nos tocó asistir a otro entierro tumultuoso. Era el 26 de agosto, y la tarde anterior habían matado a mi papá. Lo velamos, primero, en la casa de mi hermana mayor, Maryluz, la última parte de la noche, después de que en aquella morgue de mi infancia (la misma donde me había llevado a conocer un muerto, como si quisiera prepararme para el futuro), ya en la madrugada, nos entregaron el cadáver. Por la mañana, como suele suceder en este país de catástrofes diarias, muchas emisoras de radio querían hablar con algún miembro de la familia. La única que tuvo suficiente serenidad para hacerlo fue mi hermana mayor. Mientras la entrevistaban, algunos funcionarios (el alcalde, el gobernador, algún senador) le daban las condolencias al aire. Después pusieron en directo también al arzobispo de Medellín, monseñor Alfonso López Trujillo. Éste le dijo a mi hermana cuanto lamentaba esta desgracia y le recomendó resignación cristiana. Mi hermana, que es muy católica, se lo agradeció en directo”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Como fue que el monseñor Alfonso López Trujillo después de darle las condolencias a su hermana Maryluz por medio de la emisora, llama a la parroquia donde iban a velar al papá y da la orden de que no los dejen velarlo hay pues el nunca había asistido a misa ni hay ni en ningún otro lado.

32.

AÑOS DE LUCHA

PAG 180



“La primera lucha que emprendió después de la muerta de Marta fue con la Asociación de Profesores de la Universidad de Antioquia, de la cual era presidente, y desde la cuál lideró un para de profesores, apoyado por los estudiantes, en defensa de su categoría y contra un rector astuto y reaccionario, Luís Fernando Duque, viejo alumno de mi papá en su misma especialidad, Salud Pública, y por un tiempo supuesto amigo suyo, pero luego el enemigo acérrimo y contrincante hasta el limite del odio”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como después de la muerte de Marta el compromiso social del papá se vuelve aun más fuerte de lo que ya lo era.

DESPUÉS: Cual fue el motivo por el cual Carlos Gaviria se volvió un gran amigo de la familia por lo ocurrido en la huelga.



33.

ACCIDENTES DE CARRETERA

PAG 187



“Y vinieron vestidos de verde oscuro, con sus uniformes de loqueros. Me cogieron a la fuerza entre tres, me bajaron los pantalones y me pusieron una inyección en la nalga, larga, densa[19]. El efecto que esta droga me hizo no lo quiero describir. Veía a Doña Betsabe, veía su sangre, veía mis manos ensangrentadas, veía sus huesos triturados, veía mi locura, todas las imágenes al mismo tiempo, sin poder concentrarme en nada, la memoria invadida de recuerdo inconexos[20], de imágenes terribles "" que no duraban nada porque otra llegaba a sucederla. No se cuanto tiempo duró. Creó que me dormí. Por la mañana, al despertarme, me dije, tengo que ser un paciente ejemplar. Voy a estar muy tranquilo y tengo que intentar que me dejen llamar”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Cuanto de cómo termino encerrado en un manicomio, con tal de tener que ir a la cárcel por haber atropellado a una señora, sin querer.

DESPUÉS: Como después de que despertó de la inyección se da cuenta de que si seguía metido en ese manicomio en realidad si se iba a volver loco.



34.

PAG 190



“A principios de 1978 nos fuimos, mi papá y yo, para Ciudad de México. El presidente López Michelsen, por solicitud de la embajadora, María Elena de Crovo, había nombrado a mi papá Consejero Cultural en la Embajada de México. Yo acababa de cumplir los 19 años y era la primera vez que tenía pasaporte (un pasaporte oficial) y la primera vez que salía del país. Por primera vez tomé un vuelo internacional; por primera vez me dieron una bandejita con comida caliente en un avión. Todo me parecía grande, importante, maravilloso, y el viaje, de cinco horas, me pareció una hazaña. En el Distrito Federal llegamos a vivir, al principio en una colonia Roma, donde nos tendían la cama y nos lavaban la ropa”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Como fue su vida mientras vivió con su papá en México, como era el tráfico así fuera aéreo se detenía y uno podía pasar horas en esos trancotes y hasta se ponían a leer, también nos cuenta de cómo reencontró con un amigo del papá quien fue el quien lo ayudo a pasar los días mientras estaba en México.



35.

DERECHO Y HUMANO

PAG 203



“Dos años después de su jubilación, por presión de estudiantes y colegas, volvieron a llamarlo de la Universidad, aunque solo para dictar algunos seminarios, y él aceptó el encargo con la condición de que pudiera hacer la mayoría de las clases, como siempre había soñado, fuera de las aulas. Mi hermana menor, Sol, que en esos años había empezado también a estudiar medicina en una universidad privada, recuerda que mi papá la invito a ella y a todos sus compañeros a hacer unos cursos de “Poliatría” en la cárcel de Bellavista”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como el papá sentía que ya estaba en su mejor etapa de la vida y no quería jubilarse, también nos cuenta un poco de cómo en USA y Oriente en vez de jubilar a los profesores, lo que hacían era cuidarlos.

DESPUÉS: Como fue que los compañeros de Sol no aceptaron la propuesta que les hizo el papá, pues según ellos “ellos no tienen nada que aprender en una cárcel”.



36.

PAG 220-221



“Cometió estupideces, como todos las hemos cometido, se metió en movimientos absurdos, lo engañaron por ingenuo, a veces sirvió de altavoz para intereses ajenos que supieron manipular mediante el halago. Cuando se daba cuenta de que lo habían utilizado, repetía siempre la misma frase cómica y desengañada: “Es que a mi la inteligencia no me ha servido sino para ser bruto”. Se avergonzaba, por ejemplo, ge haber hecho meter a un cuñado de mi hermana mayor, Maryluz, que una noche, decía que estaba siendo perseguido por mafiosos. A mi papá, en los años setenta, no le cabía en la cabeza que pudiera haber mafiosos en Medellín. Mucho menos lo que decía ese muchacho, Jota Vélez, que repetía como loco que los mafioso matan gente, amenazan personas, exportan cocaína y marihuana, compraban mujeres en lo barrios, pagaban sicarios y matones...”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como él piensa que si el papá hubiera sido un poco más susceptible, más tranquilo y demás cosas, de pronto hubiera sida mas eficaz.

DESPUÉS: Como las verdades que estaban diciendo el uñado de Maryluz, las confundió con delirios que solo un loco podía decir.



37.

ABRIR LOS CAJONES

PAG 225



“Unos días después del crimen a mí me tocó ir a la morgue a reclamar la ropa de mi papá. Me las entregaron en una bolsa de plástico y las llevé a su oficina en la carrera chile. Desenvolví todo en el patio: el vestido ensangrentado, la camisa manchada de sangre, con los rotos de las balas, la corbata, los zapatos. Miré bien: era una bala. Los jueces no se habían tomado siquiera la molestia de revisar su ropa. Al día siguiente llevé esa bala al juzgado, aunque sabía que tampoco serviría de nada. Y como olía mal, quemé toda su ropa, menos la camisa, que deje que se secara al sol, con sus terribles manchas de sangre oscura”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como el día después de la muerte de su papá, su secretaria Inesita desapareció y como aun después de 20 años nadie de la famita sabe acerca de ella.

DESPUÉS: como él guardo la camisa ensangrentada para que cada vez que se le estuviera olvidando, él la viera y se acordara que tenía una promesa de venganza aún sin cumplir.



38.

COMO SE VIENE LA MUERTE

PAG 232



“el lunes 24 de agosto de 1987, muy temprano, como a las seis de la mañana, llamaron a mi papá de una emisora radial a decirle que su nombre estaba en una lista de personas amenazadas que había aparecido en Medellín, y que en ella se decía que iban a matarlo. Le leyeron el párrafo pertinente: “Héctor Abad Gómez: Presidente del Comité de Derechos Humanos en Antioquia. Médico auxiliar de guerrilleros, falso demócrata, peligroso por simpatía popular para elecciones de alcaldes en Medellín. Idiota útil del PCC-UP”. A mi papá lo entrevistaban al aire y él pidió que le leyeran algunos nombres de la lista. Se los leyeron. Entre ellos estaban el periodista Jorge Child, el ex canciller Alfredo Vázquez Carrizosa, el columnista Alberto Aguirre, el líder político Jaime Pardo Leal (asesinado algunos meses después), la escritora Patricia Lara, el abogado Eduardo Umaña Luna, el cantante Carlos Vives, y muchos otros. Mi papá lo único que dijo fue que se sentía honrado de estar en compañía de personas tan buenas y tan importantes, y que hacían tantas cosas en beneficio del país. Después de la entrevista, por el teléfono interno, le pidió al periodista que le enviaran por favor una fotocopia de esa lista a la oficina”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como este libro para él es un intento de dejar todo el dolor de la muerte de su hermana y su papá

DESPUÉS: Como un semana antes de que apareciera esa lista negra en Medellín, ya habían matado a Pedro Luís Valencia y como transcurrió la marca de su muerte.



39.

PAG 237



“En ese momento mi papá era el precandidato a la Alcaldía de Medellín por el Partido Liberal; ese año sería la primera vez en Colombia que se elegiría a los alcaldes por sufragio[21] directo, y el jueves mi papá tenía un almuerzo en la finca de Rionegro con el doctor Germán Zea Hernández, que venía de Bogotá a intentar que los candidatos liberales se pusieran de acuerdo en un solo nombre. Bernardo Guerra, el presidente del Director Liberal, se oponía a que fuera mi papá, que era el más opcionado, e incluso se negó a asistir al almuerzo del jueves en la finca, al que irían todos los precandidatos liberales. Mi mamá, desde el martes estaba cocinando y haciendo los preparativos para ese almuerzo”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: Como Maryluz todo el tiempo oculto como había quedado la finca s su papá, pero como esta sorpresa la daño la llamada de Doña Lucia de la Cuesta ya que le dijo que no podía pasar por enfrente de ella.

DESPUÉS: Como fue el preparativo del almuerzo que su hermana Vicky estaba organizando para los lideres del partido liberal para hablar acerca de la candidatura de su papá.



40.

PAG 242



“Lo que paso después yo no lo vi, pero lo puedo reconstruir por lo que me contaron algunos testigos, o por lo que leí en el expediente 309 del Juzgado Primero de Instrucción Criminal Ambulantes, por el delito de Homicidio y lesiones personales, abierto el 26 de agosto de 1987, y archivado pocos años después, sin sindicados ni detenidos, son claridad alguna, sin ningún resultado. Esta investigación leída ahora, casi veinte años después, más parece un ejercicio de encubrimiento y de intento cómplice para favorecer la impunidad, que una investigación seria. Con decir que a un mes de abierto el caso le dieron vacaciones a la jueza encargada, y que pusieron funcionarios venidos de Bogotá a vigilar de cerca de la investigación, es decir, a evitar que se investigara seriamente”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Por donde y donde tocaron la puerta de la Adida, para poder velar el cuerpo de Luís Felipe Vélez, y como en esa cámara ardiente en que lo tenían, al salir el papá lo mataron, y como el autor se hace la pregunta de que si tal vez su papá ya sabía que en ese mismo instante lo iban a matar.



41.

EL EXILIO DE LOS AMIGOS

PAG 260



“A finales de noviembre de 1987, tres meses después de que mataran a mi papá, a la salida de un acto en el reciento de la Asamblea de Antioquia, mi mamá tuvo la impresión nítida de que me iban a matar y me cubrió con el cuerpo. Dos tipos con mochila caminaban rápidamente hacía nosotros; ella se interpuso y se quedó quieta, mirándolos a los ojos. Los tipos se desviaron. Yo no sé si querían hacer algo, pero a los dos se nos enfrío la sangre. Esa noche, en el acto de reconstrucción del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia hablamos cuatro personas: el nuevo presidente, el abogado y teólogo Luís Fernando Vélez, profesor de la Universidad, activista del partido conservador. Éste era un hombre bueno, que había publicado libros de antropología sobre mitos de los indios katíos. Ni entendía ni soportaba que hubieran matado a su colega en la Asociación de Profesores, Héctor Abad Gómez, y quería recoger su bandera. Conservo todavía el discurso del profesor Vélez, que dice así en uno de sus párrafos: “Los portaestandartes de la digna empresas de los derechos humanos en Antioquia encontraron el martirio. Hoy, los sobrevivientes de esa primera meta, estamos recogiendo, como un fervoroso homenaje a la memoria de los caídos, la bandera purificada por su sangre”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: No hay

DESPUÉS: Quienes fueron los que hablaron en el comité y como él piensa que el discurso que dio fue un símbolo de derrota, también nos dice de cómo fue su discurso y como él dijo que la valentía no era una cualidad que se transmitiera genéticamente.



42.

EL OLVIDO

PAG 273



“Aunque puedo creerlo, no quiero imaginar el momento doloroso en que también las personas que más quiero- hijos, mujer, amigos, parientes- dejarán de existir, que será el momento, también, en que yo dejaré de vivir, como recuerdo vivido de alguien, definitivamente. Mi padre tampoco supo, ni quiso saber, cuando moriría yo. Lo que si sabía, y ese, quizá, es otro de nuestros frágiles consuelos, es que yo iba a recordar siempre, y que lucharía por rescatarlo del olvido al menos por unos cuantos años más, que no sé cuánto duren, con el poder evocador de las palabras”



GENERO LITERARIO: Narrativo

ESTA ESCRITO EN: Capítulos

ANTES: como piensa él que en este libro evoca a las personas que ya murieron o que quizás morirán pronto, y para él cual es el significado de un libro.

DESPUÉS: Como en este libro su mente se ha trasladado para el, y como piensa que desde ahora nosotros los lectores somos cómplices con él.



CONCLUSI" N

Para mí, este libro es para el autor una manera de desahogarse con personas que no conoce, pues él nos cuenta por todo lo que ha pasado por su vida, con su familia, con la muerte de su hermana Marta, la cual fue muy dura de aceptar para el papá.

También me parece que es una muy buena novela, ya que no es la típica novela que tiene romance, y que tienen que pasar por miles de sacrificios para poder reencontrarse después de muchos años, si no que son hechos de la vida real, de los que paso una persona en su infancia, adolescencia y en una pequeña parte de su adultez que su papá, quien fue asesinado cuando el tenía 28 años.

A mí por lo menos me gusto, familiares míos que ya se leyeron el libro me decían que era muy bueno, pero no esperaba que me gustara tanto, ya que es muy raro, y lo confieso, que un libro de esta clase me guste, ya que esta impuesto por el colegio y no escogido por mí misma, y en realidad nunca me habían gustado ninguno de los libros que habíamos leído en clase.

Me parece también terrible como era la situación en los años sesenta y setenta Colombia, la manera que no aceptaban a la gente por su forma diferente de pensar, ya que para ellos, por ejemplo, Héctor Abad Gómez era un “rebelde”, y como toda una ciudad entera podía tener una cosa en común, y era odiar a este señor, por el método en que implementaba todos sus conocimientos de medicina para ayudar a los campesinos de su ciudad.



HÉCTOR ABAD FACIOLINCE

Es un escritor, editor y periodista que nació en Medellín, Colombia, en 1958. Inicio estudios en su ciudad natal de Medicina, Filosofía y Periodismo. Ninguno concluido. Finalmente estudio Lenguas y Literaturas Modernas en la Universidad de Turín.

Ha recibido un Premio Nacional de Cuento (1981), una Beca Nacional de Novela (1994) y un Premio Simón Bolívar de Periodismo de Opinión (1998). Dirigió también la Colección Celeste de literatura, en la Editorial Universidad de Antioquia.

Ha asistido como invitado a eventos literarios en numerosos países del mundo como Austria, Francia, España, Hungría, Estados Unidos, Perú, Venezuela, Ecuador, Argentina y Costa Rica, entre otros. Fue jurado de novela del Premio Casa de las Américas de Cuba.

Ha sido columnista de las revistas Cromos, Cambio, El Malpensante, y de los periódicos El Espectador y El Colombiano. Es columnista dominical de El Nacional de Caracas, un periódico venezolano. Ha publicado ensayos de tipo académico en reconocidas revistas de Colombia, España, México, Italia y Gran Bretaña.

Sobre su obra literaria hay numerosos libros, ensayos y tesis publicadas por importantes editoriales académicas. Asimismo existen amplias reseñas de sus libros tanto en castellano como en alemán, italiano, inglés y portugués. Existe una bibliografía extensa sobre sus escritos, preparada por el profesor Augusto Escobar de la Universidad de Antioquia.



FRASES CITADAS POR HÈCTOR ABAD FACIOLINCE

• La felicidad está hecha de una sustancia tan liviana que fácilmente se disuelve en el recuerdo, y si regresa a la memoria lo hace con un sentimiento empalagoso que la contamina y que siempre he rechazado por inútil, por dulzón, y en últimas por dañino para vivir el presente: la nostalgia.

• La memoria es un espejo opaco y vuelto añicos, o, mejor dicho, está hecha de intemporales conchas de recuerdos desperdigadas sobre una playa de olvidos.

BIBLIOGRAFÍA

Wikipedia



-----------------------

[1] Aseado, esmerado, bello, bien parecido.



[2] Apartar a los hijos de las atenciones y comodidades de su casa para que aprendan a desenvolverse por sí mismos



[3] Aliento o respiración fuerte.



[4] Que no se puede borrar o quitar.



[5] Extravagancia, preocupación caprichosa por un tema o cosa determinada



[6] para potenciar las cualidades del adjetivo o del nombre a que antecede.



[7] Que goza de Dios en el cielo

[8] Viveza o eficacia de las acciones en la ejecución de las cosas

[9] Vender a bajo precio, con poca o ninguna ganancia.



[10] Aguardar en ella o en otra habitación a ser recibido por la persona a quien se va a ver.



[11] Aquello que se dice antes de dar principio a lo que se trata de narrar, probar, mandar, pedir, etc.



[12] Gravemente dañoso y perjudicial



[13] Porción de gentes o de otras cosas que van o se consideran en fila unas tras otras.



[14] Compacto, apretado, espeso.

[15] Estado delicado de salud de la mujer en este tiempo.



[16] Dictamen y juicio que se hace o da acerca de una obra o escrito.



[17] Causar dolor o molestia corporal.



[18] Limpio, terso, puro, sin mancha.



[19] Coagular, espesar, encrasar, engrosar lo líquido.



[20] Falto de conexión.



[21] Voto de quien tiene capacidad de elegir.




















Autor: freyes80
http://resumenes-capitulos.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada